EXTRACTO INSTAGRAM DIDU RUSSO · @didu_russo

Traducci贸n de texto original en portugu茅s

驴D贸nde est谩n los argentinos OLD SCHOOL?

Desde entonces, casi no encontramos m谩s vinos argentinos del pasado, bien r煤stico, pero con gran aliento para evolucionar. Entonces, te invito a conocer vinos como Montchenot y Weinert que todav铆a traen ese estilo vieja escuela. Es interesante comparar estos vinos con los argentinos modernos. Queda clara la diferencia en el tratamiento de los mismos terroirs. El Montchenot 10 a帽os, por ejemplo, de Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec; y la l铆nea Chateau Vieux, con Cabernet, Pinot Noir y Merlot, son a帽ejados en toneles de roble franc茅s, de 5.000 a 20.000 litros de capacidad. En ellos, el vino evoluciona por 10 a帽os ganando notable complejidad de sabores y aromas. Los Montchenot de 15 y 20 a帽os envejecen m谩s de 5 y 10 a帽os en botella. Vale la pena probar estos que cit茅 anteriormente, gente. 隆Salud!

EXTRACTO INSTAGRAM CRISTIANO PAROQUI · @cristianowine

Traducci贸n de texto original en portugu茅s

MONTCHENOT 20 A脩OS - GRAN RESERVA 1990

Con seguridad la cosecha que más se asimila a Bordeaux, después de la del año 1975 de Montchenot, es la incopiable cosecha 1990, que es fabulosa y excepcional. Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec. López, ciertamente es el mayor especialista en vinos de guarda de nuestro continente. Parece que el tiempo transcurre a otra velocidad para los vinos hechos por esta bodega.
Al degustarse presentó color teja con anillo anaranjado. Aromas de frutos rojos secos, cáscara de naranja seca, cuero y un toque de barniz, café y tabaco bien nítidos. En el paladar mostró buen cuerpo, taninos de seda, acidez presente, con un final en boca muy persistente . Increíblemente tendrá mucho camino por delante. Es un estilo completamente diferente de aquel al que estamos acostumbrados a encontrar en los vinos argentinos modernos. Un vino sin concesiones y mucho carácter . Recomendado para los apasionados de buen gusto y exigentes.

EXTRACTO LIBRO LOS BUENOS VINOS ARGENTINOS · EDICI脫N 2018

Por Elisabeth Checa

CHATEAU VIEUX - GRAN RESERVA 2009

Desde ese inspirado assemblage de Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir hasta el estilo id茅ntico a s铆 mismo desde hace d茅cadas, este vino nos remite a las mejores enolog铆as del Viejo Mundo. Un retrato del tiempo. Se percibe en aquel antiguo vocablo, el bouquet, el sabor de los a帽os, de la madurez, de la profundidad. Una mezcla de hojarasca, algo terroso. Definitivamente aristocr谩tico. Mantiene inexorablemente un estilo, el Estilo L贸pez; vinos criados en grandes toneles. Se impone decantarlo. Es, indudablemente, un vino gourmet.

EXTRACTO NOTA REVISTA VINICIUS · EDICI脫N 10潞 ANIVERSARIO

Los 10 vinos tintos elegidos por Vinicius

MONTCHENOT 100 AÑOS

COSECHA 1975

Bodega: Bodegas López

Región: Cruz de Piedra, Maipú, Mendoza

Corte o varietal: Cabernet Sauvignon + Merlot + Malbec

Enólogos: Carlos López Laurenz y Omar Panella

EXTRACTO NOTA REVISTA VINICIUS · EDICI脫N 10潞 ANIVERSARIO

Los 10 vinos blancos elegidos por Vinicius

MONTCHENOT BLANCO

COSECHA 2017

Bodega: Bodegas López

Región: Luján de Cuyo, Mendoza

Corte o varietal: 100% Chenin Blanc

Enólogos: Carlos Alberto López

EXTRACTO NOTA LANOCHEENVINO.COM · 30 DE SEPTIEMBRE DE 2017

Por Juan Castro

Chateau Montchenot

Eduardo López nos invitó al evento que contemplaba una degustación vertical de Montchenot 10 años; Montchenot 15 años y Montchenot 20 años; coronada con el lanzamiento del exclusivo Chateau Montchenot 60 Aniversario. Un encuentro en la casa de esos amigos a los que uno siempre está dispuesto a visitar. Es que el Estilo López se hace sentir desde que pasás el hall de entrada.

Mientras Eduardo y Carlos nos fueron guiando, cada uno de los exponentes vínicos quería poner lo suyo sobre la copa.

El 2007 se abrió paso con todo brío, llamándonos la atención sobre algo: damas y caballeros, hoy se toma vino de verdad.

El 2002 quedó elegido como el vino para acompañar cualquier comida importante. Generoso, armonizado . Se transforma en ese vino que todos queremos en la cava para agasajar muy bien a alguien.

El del milenio pasado, 1997, no se quedó atrás pero nos dejó algo más que interesante para un vino tinto… podría acompañar más que bien un postre o sobremesa.

Pero la expectativa mayor estaba en un vino de 34 años: la edición 60 aniversario de Chateau Montchenot. Corría 1966 cuando  “Bodegas y Viñedos López S. A.” lanza a la venta su tercer clásico: Chateau Montchenot, un vino de corte con 10 años de crianza en toneles de 5.000 a 20.000 litros de capacidad. Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec, de viñedos de 1940. La marca permaneció así hasta 1983, año en el que se la redenominó “Montchenot”. Celebrando los sesenta años de ese lanzamiento y coincidentemente con el centésimo trigésimo aniversario de la llegada del fundador, Don José López Rivas; Bodegas López decidió festejar con una edición aniversario  cosecha 1983.

¿Y cómo estaba el Chateau? ¡De lujo! Un brillo impensado en un vino de esa edad. Toda la energía del 2007 se había convertido en la madurez de un grande. Este vino está indicadísimo para esas sobremesas profundas y cómodas, en las que uno se sienta a disfrutar de la velada. Extraordinario. De más está decir que todo el mundo “se quedó corto al degustar y tuvo que repetir”. Expectativas más que satisfechas.

Y todo esto no fue solo charla y vino, ya que el catering de Diego Gaona maridaba perfectamente con cada uno de los exponentes.

Pero hay más. Dentro de los vinos con historia de López, se abrieron paso dos espumantes nuevos: Montchenot Brut Nature Rosé y López Dulce.

El Rosé sorprende. Ese 10% de malbec vinificado rosado sumado a esa calidad que hace que un espumante método charmat a muchos nos haya parecido champenoise, nos dejó a todos con ganas de tener uno siempre en la heladera.

El López Dulce fue diferente.  Después de todo lo excelente que habíamos tomado, ¿cabía algo dulce? Pues… sí. Acompañado de un postre especialmente ácido, el López Dulce hizo su presentación en sociedad con un Aprobado muy interesante, sobre todo pensando en la cercanía del verano.

Así son los López. Esta familia que ya lleva cuatro generaciones directas de “winemakers”, como se dice hoy. Esto es parte del Estilo López que nace en el Siglo XIX y que en el Siglo XXI siguen tirando con fuerza hacia adelante. Este Estilo que nos hace sentir como en casa, siempre.

Muchas gracias Eduardo y Carlos por la generosidad y la calidez de siempre; y por supuesto, que sigan los éxitos –¡y los lanzamientos!

EXTRACTO NOTA INFOBAE.COM · 24 DE AGOSTO DE 2017

Por Fabricio Portelli

Uvas con historia: vinos que perduran a pesar de los años

Son etiquetas que trascendieron generaciones y siguen presentes en las góndolas, evolucionando a través de la confianza y los sabores. Cuáles permanecen vigentes con el correr del tiempo

En la Argentina fue recién en el Siglo XIX que la industria vitivinícola sembró sus bases, de la mano de los inmigrantes que llegaron desde Italia y España (básicamente) y se asentaron principalmente en la región de Cuyo. Si bien muchas de aquellas bodegas han desaparecido, hay varias que ostentan más de un centenario, aunque no todas puedan contar su historia entera por los cambios recurrentes en busca de una identidad que no pudieron forjar con el paso de los años. Pero hay varios vinos avalados por su historia, etiquetas que trascendieron generaciones y siguen presentes en las góndolas y cartas de restaurantes.La clave de esa vigencia está en la consistencia de la calidad y también de sus conceptos.

Atributos v铆nicos de la historia

La confianza que genera en el consumidor la consistencia hace posible la permanencia de una etiqueta, más allá de las cosechas. La credibilidad es otro de los rasgos que se construye a lo largo de los años. Muchas veces, las bodegas subestiman este aspecto y recurren a cambios estilísticos de etiquetas y marcas. Esto obliga al consumidor a volver a empezar una relación (con suerte) con esa etiqueta. La capacidad de evolucionar sin traicionar los principios es otro de las factores que los amantes de los vinos respetan mucho. El prestigio es el gran anhelo de cualquier vino; pero eso se construye: un nombre respetado a lo largo del tiempo es un mensaje en si mismo.

Vinos con historia

Montchenot de Bodegas López es el único vino argentino que, desde 1956 se elabora con las mismas uvas, el mismo concepto y las mismas manos (Carmelo Panela es el enólogo). Por eso, es el único blend argentino con el cual se puede hacer una verdadera degustación vertical (mismo vino de distintos años) y percibir cómo influyó el paso del tiempo en la evolución del vino.

Vinos para recordar

Montchenot Gran Reserva 15 Años 2000 – Bodegas López, Maipú, Mendoza

Es el vino con más vigencia en el mercado argentino, ya que va por su añada n煤mero 50. Y hoy, su versión Gran Reserva es la cosecha del milenio. Un blend tinto en el que manda el Cabernet Sauvignon, acompañado sutilmente del Merlot y del Malbec.

Puntos: 91

EXTRACTO NOTA PATAGONIA.NET · 24 DE AGOSTO DE 2017

Por Alejandro Maglione

PREMIUM TASTING: UNA MARAT脫N DE NOVEDADES DEL VINO

Enólogos, sommeliers, periodistas y bodegueros, todos juntos en Mendoza. ¿El motivo? Encontrarse en una nueva edición del Premium Tasting donde se juegan las novedades del mundo del vino.

Me tocó hablar sobre “¿qué es un vino clásico?”. Y la pregunta me la hizo Paz Levinson, la cuarta mejor sommelier del mundo. En el salón había 500 personas.
Me paré para que me vieran de todos lados y dije: “el vino clásico requiere estar en el mercado desde hace años; haber sido y estar hecho de una misma manera; generalmente un vino de corte, y tener una misma y cuidada calidad. Todo eso lo encuentro en un vino Montchenot, por ejemplo”.
A mi lado estaba Walter Bressia, viejo lobo del vino, y presidente de Bodegas de Argentina, y me palmeó la espalda. Delante de mí el célebre Alejandro Vigil, se dio vuelta y me felicitó por el escueto y acertado comentario.

¿Qué aprendí?

• Que vuelven “las maderas grandes”. Por años nos metieron en la cabeza que nada había mejor que las barricas nuevas de 225 litros. En cambio, vuelven las cubas, los toneles, los foudres.
• Que el frenesí por la innovación no cesa. Aunque innovar sea volver a muchos de los viejos hábitos.
• Que se realizan más vinos de corte.

EXTRACTO NOTA LA NACI脫N REVISTA · 6 DE AGOSTO DE 2017

Vinos - Lanzamientos

NUEVO INTEGRANTE

Las mismas uvas (cabernet sauvignon, merlot y malbec). El mismo corte y los grandes toneles definen el estilo López, que llega con un menor añejamiento y una personalidad distinta. El nuevo Montchenot 5 años es más joven e intenso, de color rojo brillante, armónico y de largo final.

EXTRACTO NOTA LA COLUMNA DEL VINO · JULIO DE 2017

Por Alejo Martínez Araujo

VINOS: MONTCHENOT 5 A脩OS

Esta semana probé el Montchenot Cinco Años, Cosecha 2012, un nuevo producto de la Bodega López que el próximo mes de marzo cumplirá 120 años y se mantuvo con constancia, tradición y perseverancia, siempre con un estilo, “El Estilo López”.

En forma periódica lanzan novedades como recientemente el Montchenot Joven y ahora el Montchenot Cinco Años.

La línea Montchenot, que se lanzó en 1966, siempre fue elaborada con uvas provenientes de la finca “La Marthita” (Cruz de Piedra - Maipú), de viñedos plantados en 1940, con cepas Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec. Se vinifica con técnicas tradicionales realizando la fermentación en tanques de acero inoxidable y luego pasa a descansar en grandes toneles. El que podríamos llamar clásico es de diez años, pero en este caso, su menor añejamiento (cinco años), le traza una personalidad distinta, más joven e intenso, color rojo rubí brillante con tonos granate y aromas más vivos y frescos, que permiten advertir notas frutales y algún dejo floral. En boca tiene un ataque amable y corre con cierta frescura pero buena estructura (13,3°) y personalidad, sin dejar de lado el equilibro y la redondez que caracteriza a la línea.

Tiene mayor vigor, color y carácter, lo cual -en lo personal- me encantó, y por otra parte descubre una nueva posibilidad en los productos más altos de la bodega.

¡¡¡ Felicitaciones a los López por este nuevo producto !!!

EXTRACTO NOTA CONEXI脫N BRANDO · JUNIO de 2017

Por Ver贸nica Gurisatti

VINOS CON BUENA RELACI脫N COSTO-BENEFICIO

El boom del vino argentino en los últimos años hizo que la oferta se multiplique en forma exponencial. Hoy, la tarea de comprar se vuelve más difícil y por eso lo mejor es buscar los best values, vinos que se destacan por su buena relación precio calidad.

¿Llegás al supermercado y la góndola te desorienta? Nos pasa a todos y a cada uno. Pararse frente a una oferta interminable de posibilidades, que además crece cada año, genera más problemas que soluciones. ¿Y las cartas de los restaurantes que suman decenas de páginas? Peor, necesitamos decidir rápido y la diversidad nos juega en contra.

Más allá de las diferencias que hacen a los grandes vinos, siempre es bueno tener a mano -y en la memoria- esas botellas que guardan una buena relación precio-calidad: son los vinos que nos dan muchas y grandes satisfacciones en función de lo que pagamos por ellos. Es vino bueno y a buen precio, etiquetas fáciles de encontrar en cualquier lado y, por lo general perfectas para combinar con platos cotidianos como carnes y pastas. Para comprar por caja y tener siempre a mano: aquí, best values que se destacan y te harán quedar bien si los llevás a una comida. 

Chateau Vieux Gran Reserva 2009 – Bodegas López, Maipú , Mendoza

Clásico de clásicos de los vinos argentinos que no pasa de moda y mantiene su estilo: un tinto emblemático. Elaborado con uvas Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir de antiguos viñedos de Maipú y con ocho años de crianza en grandes toneles de roble francés de más de 5000 litros, ganó elegancia con el tiempo. Tiene carácter maduro, cuerpo medio, excelente acidez y taninos suaves y redondos y un final algo ahumado. Su bajo perfil lo hace todavía más interesante. 

EXTRACTO NOTA INFOBAE · 19 DE JULIO DE 2017

Por Fabricio Portelli

VINOS PARA COMPARTIR UN MOMENTO ESPECIAL

Novedosas etiquetas sirven como excusa para juntarse y celebrar entre los m谩s íntimos. Las mejores opciones para el antes, el durante y el despu茅s en el Día del Amigo.

El Día del Amigo, excusa ideal para juntarse y celebrar. Lo mejor será compartir, todo al centro: comida y vino. De esta manera, todos van a comer lo mismo y al mismo ritmo. Esto permitirá (siempre en base a la cantidad de comensales) elegir un vino para empezar y otros u otros para continuar.
El primer vino debe ser más liviano y fresco, blanco o rosado. Y seguir con los tintos, de menor a mayor concentración. Pero lo más importante es intentar sorprender con cada etiqueta.

Etiquetas nuevas ideales para el día del amigo

Montchenot 2012 – Bodegas López, Cruz de Piedra, Maipú 

La familia López vuelve a demostrar que se puede hacer un clásico de clásicos y sorprender al mismo tiempo con el flamante Montchenot, que llega al mercado con 5 años, toda una novedad. El mismo blend de Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec de siempre, pero con menos añejamiento y estiba. Mantiene su estilo, con equilibrio y notas de evolución. Frescura y un carácter especiado que persiste en el final de boca. Fiel al estilo de la casa como la mejor amistad.

EXTRACTO NOTA REVISTA FORTUNA · JULIO DE 2017

Por Diego Bigongiari

MUCHAS NOVEDADES PARA DISFRUTAR

Quizá por el mejor clima que se respira en el sector vitivinícola, hay una interesante cantidad de nuevos vinos que fueron catados.

Es notable cuánto se tecnificó a viticultura en los últimos años: hoy cada uno de esos vinos se hace con uvas de viñedos cuyos suelos se conocen con detalle en su estructura y composición; con clones que han sido probados en distintas locaciones y con un conocimiento preciso del clima y la heliofanía de cada lugar: se estudian los vientos y se plantan las hileras de acuerdo a ellos y a la insolación.
Se estudia por ejemplo la “carga de calor” es decir el número de horas con temperaturas superiores a 22° centígrados durante el último mes antes de la cosecha, algo que es determinante para sus aromas y sabores.
Fue un placer también escuchar a Madeleine Stenwreth: insistió en que es muy importante no sólo trabajar el conocimiento de propio terruño sino además, las propias tradiciones.
Remarcó, más allá del Malbec, la calidad y potencial del Cabernet Sauvignon y el Chardonnay argentinos. Y manifestó su admiración por la capacidad de nuestro productores de superar innumerables escollos y graves crisis y, a pesar de todo, hacer vinos cada vez mejores, muy superiores a lo que eran hace quince o veinte años.

Montchenot 5 años 2012 / López (Maipú, Mendoza)

De color rojo azulado algo evolucionado, ofrece un intenso y elegante bouquet de orden frutado y de hojarasca húmeda. De cuerpo medio y gran fluidez gracias a unos taninos armónicos y balanceados, en boca entrega un rico sabor que retoma su aroma en una mixtura de fruta roja y negra y hojarasca terrosa, con algo también de dulce de tomate, un final largo y gustillo al tono.
El clásico corte de Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec que compone a esta etiqueta de merecida fama, aquí se propone con sólo un lustro de crianza en tonel, lo que le confiere una mayor frescura y frutosidad.

EXTRACTO NOTA REVISTA VIVA · 27 de JUNIO de 2017

Por Pietro Sorba

5 A脩OS DE UNA GRAN HISTORIA

La historia del vino argentino tiene sus años. Fue y es parte de una dinámica en la cual las familias de los inmigrantes tuvieron un rol determinante. En especial las españolas y las italianas.

Los vinos de la Bodega López representan un estilo que muchos consideran inimitable.

Su Montchenot 5 años 2012 (Maipú, Mendoza) es un sabio y cuidadoso corte entre cabernet sauvignon, malbec y merlot de viñedos de más de 70 años y añejado en grandes toneles de roble francés de hasta 20.000 litros de capacidad.

Color lleno de luz y de reflejos. Aromas de frutas rojas y negras maduras y estelas de pimiento verde. Buena acidez. Estructura sólida. Taninos mansos y generosos.

EXTRACTO NOTA LA COLUMNA DEL VINO · ABRIL de 2017

Por Alejo Martínez Araujo

VERTICAL CHATEAU VIEUX

El día que cumplí 39 años de Abogado había sido invitado a participar de una degustación vertical del famoso Chateau Vieux, uno de los íconos de Bodegas López.

Este vino fue lanzado en 1934, bajo la dirección del fundador de la bodega don José López Rivas, pero ya integrando la firma (desde 1910), su hijo José Federico López.

Desde sus comienzos se elaboró con uvas Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir, con gran predominio de la primera, provenientes de los viñedos de sus fincas La Marthita y Los Maitenes sitos en Cruz de Piedra y Lunlunta, Departamento de Maipú, Mendoza, y siempre se añeja durante ocho años en toneles de roble francés de más de 10.000 litros.

Comenzamos por el Cosecha 2009. Muy bueno como todos, con un color más vivo que los que siguieron y muy agradable.

Seguimos con el Cosecha 2003, que tenía todos los atributos que siempre caracterizaron a este vino, con un color rojo rubí intenso y brillante con algunos tonos aladrillados; suaves y delicados aromas a frutas rojas; y en boca se lo siente agradable desde el ataque, con cuerpo medio, buena acidez, redondo, armónico y equilibrado, para dejar una sensación amable en todo su recorrido.

Continuamos con el 1997, al que llamativamente se lo sentía y apreciaba con mucha similitud al anterior, como si esos seis años no hubieran pasado.

Finalizamos esta prueba con el Cosecha 1992, un verdadero veterano, aún vivo y agradable, con signos de una evolución cumplida pero muy bebible, lo que lleva a pensar que cualquiera de estos vinos puede “guardarse” con tranquilidad unos diez años.

Terminamos la reunión degustando el Federico López, otro ícono de la bodega, que siempre fue de mi agrado, y que estaba espléndido.

EXTRACTO NOTA PATAGONIA.NET · 3 DE JUNIO DE 2017

Por Alejandro Maglione

Bonus Track

A los amigos de la Bodega López se los solía mirar con cierta tristeza en los años en que todos los vinos debían ser varietales, iguales entre sí e intentando enamorar a un mismo crítico de vinos: Robert Parker. Ellos dijeron que seguirían en la suya, vinos de corte, buen añejamiento, utilizando las cubas tradicionales o los foudres, y no cediendo a la moda de las barricas. Hoy lanza su “Monchenot 5 años”. Un vino que para lo normal en el mercado está bien estacionado, pero ahora los López nos quieren sorprender con el “frescor” de estos caldos. Que el mercado siga atento, la familia no se duerme y sus lanzamientos están siendo cada vez más frecuentes. ¡Salú!

EXTRACTO NOTA REVISTA FORTUNA · JUNIO DE 2017

Por Diego Bigongiari

Los 10 mejores Malbec, parte dos

Esta selección completa los 20 mejores Malbec del país, que pueden consultarse en la edición 2017 de la Guía Austral Spectator.

7 • Casona López 2013 /López / Maipú, Mendoza

A la vista presenta su inconfundible color rojo caoba de vino evolucionado. Y en nariz, no ofrece aroma sino un bouquet que amalgama fruta, hojarasca y hongos.
En el paladar, con cuerpo medio, es de muy terso fluir ya que sus taninos están maduros e integrados, con grato sabor a mermelada de frambuesas y tomate, buen largo y gustillo a dulce de tomate. Muy lindo vino, de estilo clásico e irreprochable elegancia, característica de los vinos criados en tonel. Y de muy buena relación calidad - precio.

EXTRACTO NOTA FILO.NEWS · 20 DE ABRIL DE 2017

Por Daniel Rosa

Ac谩 est谩n, estos son... 隆Los reyes del bodeg贸n!

No hay argentino que no disfrute de una buena milanesa a la napolitana que escapa de los límites del plato acompañada de una bandeja desbordada de papas fritas. Y el mejor maridaje para esta son los clásicos vinos argentinos, los reyes del bodegón.

1. Rincón Famoso

Si venís de cuna italiana y querés homenajear a tus antepasados, hacelo con un vino que le recuerde su patria.

Bodegas López hace este corte donde predomina la uva Sangiovesse, bien acompañada por la Merlot y la Malbec. La Sangiovesse es la cepa del “Chianti”, vino italiano por excelencia. El Rincón Famoso se hace desde el año 1938 y se añeja en grandes toneles de roble francés que superan los 10.000 litros.

Cinco años es el tiempo que lo guarda la bodega para asegurarte un vino delicado y bien bebible afirmando su frase de cabecera. “El tiempo y la paciencia dedicados al añejamiento no se los pedimos a usted, los ponemos nosotros”.

Ideal para: disfrutarlo con tu tío acompañándolo de tallarines con tuco y pesto.

EXTRACTO NOTA FONDO DE OLLA · 22 de Marzo de 2017

Por Patricio Zárate

Una degustación de diferentes añadas de la famosa etiqueta Chateau Vieux.

Chateau Vieux hace la vertical

El primer registro que existe de la etiqueta Chateau Vieux es del año 1938. En realidad este vino nace en 1934.

Hace cuatro años atrás cambiaron el corcho de las 35 botellas que quedan de aquella primera añada registrada: "el corcho estaba perfecto y el vino todavía mejor" nos dice Eduardo.

Chateau Vieux es un tinto de tonel, con todas las consecuencias atraídas por esa manera de criar un vino: la microoxigenación que hace su trabajo y que nos entrega un estilo diferente, suavizado por el paso del tiempo y repleto de aromas terciarios.

En Mendoza, la bodega cuenta con toneles que van desde los 5.000 hasta los 38.000 litros y que están destinados solamente para criar vinos, no para fermentarlos.

Con un corte de 70% Cabernet Sauvignon, 20% de Merlot y 10% Pinot Noir, Chateau Vieux sale ocho veranos después de haber sido cosechado y año tras año busca mantener el estilo al margen de cualquier cambio climático.

La cata comenzó con la añada 2009, un vino vivaz en el que aparecían membrillo, confitura de naranja, morrón, hojas de tomate y cierta astringencia aportada por el Cabernet Sauvignon.

En la etiqueta del 2003, aparecen las notas de higo, cuero y algo de té negro.

El ’92 nos dejó encantados. Presentaba membrillo pasado, una persistencia media, taninos sedosos con notas terrosas y caramelizadas típicas de la oxidación controlada.

Para terminar, el bonus track fue el Federico López 2000, donde la diferencia técnica con el Chateau Vieux es que cambia el corte: es Cabernet Sauvignon (80%) y Merlot (20%).

Entre una etiqueta y otra la diferencia es enorme. Hay un cambio tan sutil como es ese agregado del 10% de Cabernet Sauvignon ante la quita del Pinot Noir. Es un vino con más estructura y mayor volumen, indómito. Como coincidimos con Eduardo: "éste sí que es más Cabernet".

Bodegas López está por lanzar algunos productos nuevos, entre los que figura el Montchenot Aniversario 1983 (saldrá con la etiqueta original, la que decía Chateau Montchenot), ya que se cumple en breve el aniversario número 60 de esta etiqueta de la bodega.

Además, coincide con la llegada del bisabuelo López a la Argentina. También tendremos un espumoso López dulce, otro Montchenot Brut Rosé y un Montchenot 5 Años (a diferencia del clásico que sale a los 10).

Pasaron muchos años desde que todo comenzó allá por 1934, y más allá de las modas en el mundo los avatares de un público que demanda y los caprichos de un país recién nacido como la Argentina, el "Estilo López" perduró a través del tiempo.

Cuando me preguntan qué tiene esta bodega que no tienen otras, la respuesta es muy clara: historia. Una historia que nos atañe a todos los argentinos y que representa una parte tan importante como es (y fue) la cultura del vino en esta región. Porque quedó demostrado que las historias se pueden contar... y embotellar.

EXTRACTO NOTA CUISINE.COM.AR · 02 DE FEBRERO DE 2017

Por Mariano Fresco

Enroscate

Cada vez más bodegas apuestan a la tapa a rosca para sus vinos jóvenes, frutados y fáciles de tomar.

Muchas veces, en clase o en degustaciones, me preguntan qué pienso de la tapa a rosca. Inmediatamente, les respondo que estoy a favor y que no hay que menospreciarlo.

La rosca es ideal para vinos jóvenes, frescos, frutados, craneados para consumir dentro de sus dos primeros años.

Es práctico, de fácil apertura y no transmite enfermedades del corcho. En Australia, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Estados Unidos, es una realidad. Inúmeras etiquetas de vinos blancos, rosados y hasta tintos ligeros tienen este cierre.

En la Argentina, aún muchos se resisten por una cuestión de imagen. Es cuestión de cambiar la mentalidad, perder los temores y enroscarse en la magia de un buen vino.

Rincón Famoso 2016 (Bodegas López)

Clásico de clásicos, se rejuvenece de la mano de los hermanos López. Fresco, agradable y equilibrado. Ideal para acompañar carnes blancas, pastas con salsas suaves y muy atractivo para beberlo como aperitivo.

EXTRACTO NOTA CIRCUITO GASTRONÓMICO · 30 de ENERO de 2017

Por Roberto Colmenarejo

Vacaciones & Vinos de lujo

Montchenot 115° Aniversario 1988: Muy pocas bodegas argentinas pueden poner a la venta con total confianza una botella de casi 30 años, sabiendo que el vino estará en impecable estado de conservación. Sin dudas, la familia López es una de ellas, pues lleva más de un siglo elaborando productos de gran longevidad. Este tinto exhibe una bella tonalidad caoba, impecablemente límpida a pesar de su edad. Al acercarlo a la nariz ofrece un bouquet desarrollado, con aromas de frutas pasas, cuero, hongos de pino y hojas secas. En boca tiene entrada seca, cuerpo ligero y paladar aterciopelado; redunda en sensaciones maduras, con equilibrada acidez, taninos pulidos y largo post-gusto. Se comercializa en una caja de madera junto a un copón grabado, así que puede funcionar también como un regalo muy exclusivo. Probar este vino es beberse la historia de la vitivinicultura nacional.

EXTRACTO LIBRO LOS BUENOS VINOS ARGENTINOS · EDICIONES 2015-2017

Por Elisabeth Checa

La reconocida escritora y periodista analiza cuatro de nuestras etiquetas.

L贸pez

MONTCHENOT 15 años - Gran Reserva 2002

Viñedos de Maipú. Añejamientos en grandes toneles. Permaneció ocho años en tonel, en 2006 se embotelló y tuvo cinco años de estiba. Siempre el corte histórico, la sacra trinidad argentina: Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot. Un vino que conjuga ser y tiempo. Es por el tiempo que tiene baja intensidad en color, un granate con leves tonalidades sepias. En los aromas mandan la fruta seca, almendras, avellanas, cuero nuevo. Como siempre, López lo presenta con el exacto tiempo de crianza. Se aconseja descorcharlo dos horas antes. O decantarlo. Es un estilo que sigue ganando adeptos. Vuelve.

CASONA LÓPEZ - Malbec 2015

Popular, amable y súper bebible para asados de muchos. Nació cuando la bodega tradicional se decidió a incorporar varietales. Siempre en su estilo. Se percibe la fruta característica del Malbec, algo apagada y más compleja, y una cierta dulzura equilibrada por la acidez.

CHATEAU VIEUX - Gran Reserva 2008

Un clásico de la argentinidad europeizada, podría ser un Rioja (España) o un vino de la Ribera del Duero. Aconsejamos esperarlo un rato en la copa. Seco y elegante, mantiene una textura característica con taninos suaves. Armónico y versátil, al viejo estilo.

MONTCHENOT - Gran Reserva 2005

Hay que esperarlo: abrirlo dos horas antes o decantarlo. Tiene capas de aromas, recovecos que se deben descubrir, y por los años surgen esos inefables vahos terciarios, el famoso bouquet que sólo poseen los vinos añejos. Largo, un vino para tomar sin urgencias, deleitándose a cada paso, descubriendo sus virtudes.

Fabricio Portelli - Copados 70


Montchenot 2005

Una vez más el periodista especializado Fabricio Portelli analizó uno de nuestros vinos. Compartimos con ustedes su nota sobre Montchenot 2005.

Nota de Fabricio Portelli


Lopez Dulce Natural

Compartimos con ustedes la nota que el reconocido periodista de vinos Fabricio Portelli realizó en su web sobre nuestro vino Lopez Dulce Natural Cosecha 2016.

"Mis 50 best, vinos de 2016." · 21 DE DICIEMBRE de 2016

Extracto de nota realizada por Fabricio Portelli en su web www.fabricioportelli.com

Todos podemos elegir nuestros vinos del año, qué etiquetas te llegaron más al paladar y al corazón.

A lo largo de este 2016 degusté alrededor de 1500 vinos argentinos. Esto me ha permitido realizar un resumen con los mejores del año.

He revisado mis notas de cata en busca de esos vinos que marcaron diferencias, más bien en el concepto. Son todas novedades que aportan algo al mapa del vino argentino.

Enumeré tres razones por cada uno de los 50 que elegí en este 2016. Cada uno tiene algo de especial y merece ser disfrutado por alguien como vos. Salud y felicidades.

Montchenot 2005 – 91 puntos

  1. Porque esta es su cosecha número 50 en el mercado, y a eso se le llama consistencia
  2. Porque es el más fresco de los últimos Montchenot que vieron la luz
  3. Porque llegar a ser un gran vino es muy difícil, pero ser considerado un clásico lo es mucho más

http://www.fabricioportelli.com/2016/09/27/montchenot-2005/

Leer Nota completa

"LOS 12 MEJORES ESPUMANTES" · 9 DE DICIEMBRE de 2016

Extracto de nota realizada por Diego Bigongiari para la Revista Fortuna.

El verano es un buen motivo para beberlo desde diciembre hasta marzo y, por qué no, todo el año.

El espumante puede ser de Pinot Noir y/o Chardonnay u otras cepas, elaborado con método tradicional o Charmat. Sin embargo, su clave es la cantidad de azúcar que contiene. El vino base es ácido y de poco azúcar residual ya que sus uvas se cosechan temprano. Tras fermentar, al embotellarlo se añade licor de expedición. Además de un último toque de aroma y sabor, el licor determina de qué categoría será dicho espumante. Según el Instituto Nacional de Vitivinicultura, hay siete tipos, acorde al azúcar que contienen: Nature, Brut Nature, Extra Brut, Brut, Demi Sec, Dulce y Extra Dulce.

Muy rara vez ocurre que un Brut, Demi Sec o Dulce obtenga más puntos que los Nature, Brut Nature o Extra Brut. Es que el azúcar arruina al paladar y por eso los vinos tardíos y espumantes dulces se catan tras los tintos más recios

...Montchenot Brut Nature / López (Maipú, Mendoza)
Amarillo verdoso claro y de burbuja fina y copiosa, su buena intensidad de aromas evoca fruta blanca fresca y un trasfondo levadural. De mousse amplia y delicada, entrega rico sabor frutado y de miel, levemente dulce y adecuadamente ácido, de buen largo y gustillo melifluo. Basado en Chardonnay y Pinot Noir, es un gran espumante, elegante y versátil, para beber en todas ocasiones...

"Al comensal hay que proponerle de todo" · 27 de NOVIEMBRE de 2016

Extracto de entrevista a Paz Levinson por Sabrina Cuculiansky para La Nación Revista.

Era moza, pero para brindar un mejor servicio se formó hasta convertirse en una de las cuatro mejores sommeliers del mundo. Con 38 años, es la gran difusora del vino argentino y ya abrió su propio restaurante en París.

...¿En la Argentina no hay vinos de $300 que se guarden 10 años?

Hay, pero como la Argentina tiene un consumo interno fuerte, un vino de $ 300 es más para el consumo en tres años. Hay vinos que se pueden guardar toda la vida y que no son imposibles de comprar, como los Montchenot de López. Pero hay que apuntar a más de $ 400...

Leer Nota completa

10 Vinos AÑEJADOS EN BarrICA QUE VALE LA PENA PROBAr · 26 de juNIO de 2016

Por Mariano Braga

A pesar del auge de los vinos frescos y frutados, todavía se elaboran grandes tintos en roble.

...“la madera es al gran vino como la sal al plato: hay que usarla siempre, pero con mucho cuidado”.

MONTCHENOT TINTO 2004


...de los m谩s accesibles, y suaves al paladar.

El Montchenot se elabora igual desde hace añares: Cabernet, Merlot y Malbec de las mismas viñas de 1940 de Maipú, en Mendoza. El añejamiento se produce en toneles de roble francés gigantes, de entre 5000 y 20.000 litros… esos mismos de los que ya casi no se ven en el país. Diez años después se embotella. Y ahí arranca la magia.

5 Vinos que no pasan de moda· 30 de julio de 2016

Por Verónica Gurisatti

A pesar de los cambios en la industria del vino y de la aparici贸n de nuevas tendencias, algunos cl谩sicos argentinos perduran con fieles seguidores y calidad que se supera a帽o a a帽o.

...se mantienen vigentes desde hace treinta a帽os y lograron convertirse en cl谩sicos de la cultura vitivin铆cola nacional.

MONTCHENOT GRAN RESERVA 15 A脩OS COSECHA 2000

Si hay una bodega que respeta la tradición esa es Bodegas López, como así lo demuestra este clásico argentino que mantiene su estilo. Un blend creado en 1960 con uvas Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec de viñedos plantados en 1940 en Cruz de Piedra, Maipú, Mendoza, por los enólogos Carlos Alberto López y Carmelo Panella. Añejado en grandes toneles de roble francés de más de 5000 litros donde el vino evolucionó durante diez años adquiriendo una gran complejidad de sabores y aromas y luego estibado en botella otros cinco años más. Es un tinto distinto y con un carácter bien definido, tiene un hermoso color teja, aromas terciarios (notas acarameladas, tostadas, frutos secos, licor), cuerpo delicado y larguísimo final. Lo ideal es decantarlo una hora antes para apreciarlo en todo su esplendor. 

EXTRACTO NOTA FONDO DE OLLA· 30 de Diciembre de 2015

Por Patricio Zárate

El Miércoles 30 de Diciembre de 2015 estuvimos en una cata vertical de Chateau Vieux, etiqueta de alta gama de Bodegas López. Un vino con “estilo”, algo que muy pocos pueden ostentar.

Chateau Vieux, una cata de 40 años

Chateau Vieux es una de las etiquetas de alta gama de Bodegas López. Se trata de un blend compuesto todos los años por proporciones similares de Cabernet Sauvignon (aproximadamente el 70%), Merlot (20%) y Pinot Noir (10%). Los tres vinos se elaboran por separado en toneles y luego se los “mezcla” para armar el producto final. ¿Qué es lo que se busca? Hacer siempre el mismo vino, al margen de las vicisitudes que puedan surgir.

López realizó una cata vertical de Chateau Vieux, a la que asistió Fondo de Olla. La cata empezó por el vino “más joven”: 2008. Una de las particularidades de Chateau Vieux es que sale al mercado ocho años después de ser cosechadas las uvas, o sea que ellos lo guardan por vos y en este 2015 tenemos como nuevo el 2008.

¿Por qué empezaron por el más joven?, te estarás preguntando. Según Eduardo López, “queremos que vean la evolución que ha tenido nuestro vino pero desde lo más nuevo hasta lo más antiguo. Y es importante que sepan que las seis muestras que vamos a catar las hizo el mismo enólogo”.

EN UN MERCADO QUE SUELE REPETIRSE, O ENTRE VINOS QUE A VECES CARECEN DE IDENTIDAD, LÓPEZ ES UN NOMBRE QUE SUENA DIFERENTE.
El Chateau Vieux 2008 lo percibimos con una marcada nota de membrillo y té negro. Seguimos con el 2003 y remarcamos aromas mentolados y vegetales, que predominaban en esta añada. El de la añada 1997, se destacaba por la presencia de higos secos y uvas pasas. El 91 presentaba una curiosa nota de pólvora y pimienta blanca.

En el 1982 se pueden remarcar descriptores como tabaco, hinojo, algo de cuero, más un cuerpo voluminoso. Por último, el de la cosecha 1974 presentaba notas a tinta china, más un ahumado persistente (o tal vez haya sido nuestra imaginación).

Vamos a pecar de obvios, pero esta etiqueta tiene un perfil de evolución, por lo que en estos vinos no debemos buscar “frescura” o fruta fresca, sino aromas terciarios otorgados por la evolución y la microoxigenación que tuvieron en tonel.

Dentro de este perfil, si tenemos que elegir una añada será la del ‘82, un vino que envejeció más que dignamente durante el paso de los años y supo mantener su carácter vegetal y especiado. Y luego la del 2008. Gran vino.

Una cata vertical como ésta, demuestra un mismo estilo a través de las añadas, el estilo de una bodega que nunca cambió de manos ni de ideología.

Como nos dijo Eduardo López, cuando le preguntamos qué había cambiado en los últimos 40 años que abarcaban este evento, respondió: “muchas cosas, corchos, tanques, la manera de limpiar y el tipo de botellas, que es algo importante, y las de ahora las diseñamos nosotros. Y agregó: “creo que hoy en día estamos haciendo vinos que a mí me gustan más y que tienen mayor potencial de guarda, pero es sólo mi opinión, el tiempo lo dirá”.

Lo más interesante del evento, fue catar la historia de Chateau Vieux a los largo de 40 años y lo que dijo Eduardo es cierto: el tiempo lo dirá y es por eso que tendremos que esperar unos años más la enigmática evolución que tendrá esta etiqueta de alta gama, que ya de por sí tiene un perfil de tonel con todos los matices que esto implica.

EXTRACTO SITIO MARIANO BRAGA · 30 de Diciembre de 2015

Por Mariano Braga

El sitio web Mariano Braga realizó una nota sobre nuestro clásico Montchenot tinto.

4 vinos argentinos que hicieron historia

Un puñadito nomás de etiquetas pero todas, toditas, marcaron con ganas la mesa nacional. Tres tintos que son leyenda y un blanco que se resiste a salirse de circulación en una nota para conocer eso que no sabías de los vinos de los que creías saber todo.

¿Cuántos son los vinos argentinos verdaderamente respetados, conocidos y apreciados por todos? ¿Muchos? ¿No tantos? Decididamente, pocos pocos. Para dejar una huella en el mundo del vino pareciera no existir un camino único: hay clásicos económicos y otros casi prohibitivos; los hay mendocinos o salteños, tintos y blancos, jóvenes o muy viejos.

Es que, a las claras, no son éstos los factores que determinan que una etiqueta deje de ser una simple etiqueta para transformarse en una memorable. En lo que sí podemos coincidir es en que los clásicos locales comparten una serie de aspectos que se reproducen en todos ellos: estilo singular, consistencia, historia, trayectoria y el prestigio de la bodega que lo elabora.

Montchenot Tinto de Bodegas López

La historia de la bodega comienza en 1898, cuando José Gregorio López Rivas llega desde Málaga, España, escapando de la filoxera que en aquellos tiempos hacía añicos los viñedos europeos. Desde ese entonces, y hasta el día de hoy, la bodega mantuvo su “estilo de vinos tradicionales, desde el Chateau Vieux y Rincón Famoso hasta la aparición del Montchenot, en la década del sesenta. Este fue un hito en cuanto al tipo y calidad de producto, un vino con 10 años de añejamiento en toneles de roble francés de más de 10.000 litros de
capacidad”, cuenta Carlos Alberto López, actual presidente y nieto del fundador de la bodega.

EXTRACTO DE SITIO WEB FONDO DE OLLA · 04 de Julio de 2015

Por Patricio Zárate

El sitio web Fondo de Olla realizó una nota sobre nuestros clásicos vinos Montchenot.

La importancia de llamarse Montchenot

López, apellido y bodega que forma parte de la historia grande de los vinos argentinos. De ahí el famoso eslogan “Estilo López”, diferente a cualquier otro en nuestro país. Y Montchenot una etiqueta de lujo.

Bodegas López existe desde 1898 y a través de los años su nombre fue mutando, (“José López y Hnos”, “José López e Hijo”, “Bodegas y Viñedos López”) pero el estilo de sus vinos se ha mantenido constante: es una bodega que es una tradición y una parte de la historia de los vinos argentinos. De ahí el famoso eslogan “Estilo López”, que es diferente a cualquier otro en nuestro país.

Así, la cata vertical de Montchenot en la sede de López en Palermo, despertó entusiasmo y expectativa, ya que se trata de una de las etiquetas premium de la bodega y cuya creación se remonta al año 1956, cuando tuvo lugar la primera cosecha. El concepto de esta línea es claro: se cosechan las uvas, Cabernet Sauvignon-Merlot-Malbec, se las vinifica por separado, se las guarda en toneles (miles de litros de capacidad donde hay una microoxigenación controlada) por varios años, se hace un blend según la decisión del enólogo, se embotella y sale a la venta 10 años después de la cosecha. De ahí lo que ellos afirman: “vinos con paciencia” o “nosotros lo guardamos por vos”.

Este proceso, que a simple vista no oculta ningún secreto, da como resultado un vino tinto versátil (para acompañar un abanico de platos muy variados), suavizado por el paso del tiempo, y con aromas y sabores más terciarios que primarios.

Cuando empieza la cata tenemos enfrente cinco copas: cosechas 2004, 1999, 1994, 1988 y 1975. A los que nos gusta el vino, es como pasear por un museo en el que podés tocar las piezas en exposición con total libertad. ¿Exageración? No: pasión.

Una cata vertical de Montechenot, vino que está entre los favoritos del autor de esta nota, deparó agradables sensaciones.

Con Montchenot se busca hacer, añada tras añada, el mismo vino. El enólogo lo decide cuando hace el blend de las tres cepas. Es curioso probar diferentes añadas en las que se quiso llegar al mismo vino –al margen de que el clima hay ido cambiando de año a año-, y la única variante es el paso del tiempo en el tonel y en la botella. Nunca pensamos que podríamos aseverar que un vino del 2004 “es muy joven todavía”, pero dadas las circunstancias, sí lo es. Sabe a membrillo, frutas negra madura y hebras de té negro. El de 1999, sólo por una cuestión temporal, era el de más actitud: notas mentoladas y herbáceas. La cosecha 1994, al igual que las de 1988 y 1975, se hallaban estructuralmente intactos – el conjunto de acidez, taninos, alcohol-, con esa elegancia que da el paso del tiempo y que caracteriza a este vino.

Como dijimos al principio, Montchenot es una de esas etiquetas que le otorga diversidad al vino argentino. Se basa en un estilo de guarda en toneles, microoxigenación a través de los años y mucha paciencia. De ahí la importancia de saber apreciar y entender una manera de hacer vinos que ha caído en desuso, y que actualmente muchos sommeliers no han llegado a comprender. El gusto está en la variedad, no en la modernidad, por eso brindamos por Montchenot.

EXTRACTO DE CUISINE & VINS · JULIO DE 2015

Por Fanny Polimeni

CLÁSICO ENTRE LOS CLÁSICOS

En sus principios. Durante los 60 y siguiendo una moda, fue bautizado Chateau Montchenot; sin embargo, a fines de siglo Bodegas López lo renombró Montchenot para usar el Chateau en otro de sus clásicos, el recordado Chateau Vieux. Desde entonces, el prestigioso estilo López - siempre combinando métodos clásicos con avances en tecnología - siguió produciendo vinos de colección con historia y futuro. Hoy, la cuarta generación de la familia profesa:
“El tiempo y la paciencia dedicados al añejamiento no se los pedimos a usted, los ponemos nosotros”.

Hace un par de días participé de una cata vertical de Montchenot que me resultó súper reveladora. ¿Quiénes se puedan dar el lujo de probar una sentada cinco vinos soberbios de cosechas que van de 1975 a 2004, pasando por 1988, 1994 y 1999? Todos fueron añejados durante largos años en toneles de roble francés, donde adquirieron su notable complejidad de aromas y sabores, para luego ser embotellados y estibados durante mucho, mucho tiempo. El ejemplar del 75, trasvasado a botella magnum, está para aplaudir.

El Montchenot tiene un estilo sobrio y elegante, total y auténticamente López. Mis co-degustadores jóvenes preguntaban hasta cuándo se podía extender la guarda de esas cosechas: estos tintos, mezclas con predominio de Cabernet Sauvignon y toques de Merlot y Malbec, asombran por su vigor y su suavidad.

Me quedo con el 88, edición 115 años. Lo encontré sencillamente fantástico: sereno, seductor y señorial como Sir Lawrence Olivier interpretando a Shakespeare.

EXTRACTO DE SITIO WEB PLANETA JOY · 03 de Julio de 2014

Por Joaquín Hidalgo

El sitio web Planeta Joy realizó un paseo por los vinos clásicos de Argentina, entre ellos, Montchenot Gran Reserva.

Old fashioned wines: los clásicos, más vigentes que nunca

Paradójicamente, en un mercado donde las bodegas se desviven por hallar nuevos estilos e identidades para el vino, las etiquetas más tradicionales son las preferidas por los consumidores. ¿Qué significa ser un vino clásico en la Argentina y cuáles lograron consagrarse como tales?

Al leer libros clásicos, como Cien años de soledad o incluso La Ilíada, uno se siente a gusto: hay algo en la comodidad de conocerlos de antemano que nos hace sentir en una casa confortable y codiciada a la vez. Lo mismo sucede con las películas de Hitchcock o Fellini, por ejemplo. Y también con los vinos más tradicionales, aunque con una diferencia: mientras en el mundo de la literatura y del cine las nuevas obras conviven pacíficamente con las viejas, en la góndola vínica los tintos clásicos se juegan el prestigio a diario frente a ejemplares jóvenes y dispuestos a desbancarlos.

No obstante, los nuevos vinos no ganan la batalla. La razón es simple: es muy difícil conseguir que una marca sea conocida y que, una vez aceptada por una mayoría, se sostenga en el imaginario popular por largo tiempo. Así es que, mientras muchas bodegas invierten grandes fortunas en vender, las etiquetas clásicas se venden solas. Bodegas López elabora 120.000 botellas por año de su clásico Montchenot y siempre agota su stock. La pregunta se cae de madura: ¿qué precisa un vino para ser un clásico con eterna vigencia?

ANTIGUOS Y ÚNICOS

Dos cualidades definen a un vino clásico. La primera es la permanencia en el tiempo: de la infinidad de vinos elaborados en las últimas décadas, solo unos pocos lograron atravesar la barrera de los diez años. La de los veinte, muchos menos. Montchenot es un ejemplo positivo: fue lanzado en 1966 al mercado como un tinto de alta gama y hoy lo sigue siendo, a pesar de que el segmento trepó a ciertas estratósferas de precio. Pero no hay consumidor, ni catador profesional, que no sepa a qué sabe un tinto viejo como este. En eso se establece el otro mérito indiscutido de todo clásico: ofrecer un sabor propio. Estos dos elementos, permanencia y gusto, son la base sobre la que se construye lo más complejo de un vino: la marca. Muchos pretenden ingeniar un nombre que cautive a los consumidores por su audacia, pero elegir uno que luego la gente recuerde, gracias a cierto respeto ganado en la mesa, es muy diferente. Ninguno de los grandes clásicos locales tuvo ni tiene un nombre prometedor. El tiempo les dio la razón y los consolidó más allá de cualquier descripción organoléptica o reseñas detalladas de anécdotas e historias.

VETERANOS LOCALES

Los vinos old fashioned son referencia en el mercado nacional: tienen todo lo que busca la vanguardia comercial y emotiva del negocio. Nadie puede negar que siguen ocupando un lugar único en la góndola.

MONTCHENOT GRAN RESERVA 2003 ($140)

Mientras que el mercado del vino colocó a la modernidad como su punto de fuga, hay una bodega que permanece anclada en el pasado y que consiguió, con el tiempo, un valor difícil de igualar: que la tradición sea la vanguardia. En tanto el resto de los productores y empresarios se pelean por obtener el vino más innovador y se imitan a sí mismos, la tradicional bodega López elabora Montchenot, un tinto con sabor propio lanzado en 1966, corte de Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec. Es criado en toneles grandes durante largos años hasta dejarlo sedoso y delgado, y luego es pasado a la botella. Con bajo alcohol, consigue un típico color caoba, aromas de cuero y regaliz, junto a un paladar suave y carente de taninos vivos. A la fecha, se consigue su cosecha 2003.

  • Familia Montchenot Gran Reserva

EXTRACTO SITIO WEB CAMINOS DEL VINO · 24 DE FEBRERO DE 2014

Por Martín Krawczyk Pardo

A continuación el Sommelier Internacional nos describe seis grandes añadas de Montchenot para compartir el estilo de la bodega.

Aniversario Bodega López

Bodega perteneciente a la Familia López, festeja un nuevo aniversario escribiendo junto a otras los primeros capítulos de la vitivinicultura argentina. Hace 115 años Don José López Rivas trajo su savoir fer (saber o conocimiento) sobre vinos desde el sur de España a Maipú, Mendoza. Lugar donde se asentó y trabajó junto a todos sus herederos de forma constante, comprometida y tradicional desde el año 1898.

Una muestra de esta larga historia, está representada por uno de sus vinos más reconocidos y con un estilo único, es el icónico Montchenot.

  • Caminos de Vino - 24 de Febrero de 2014
  • Caminos de Vino - 24 de Febrero de 2014
  • Caminos de Vino - 24 de Febrero de 2014

Montchenot Joven 2009

Lo nuevo de Montchenot. Un cambio curioso. Joven para Montchenot, clásico y con evolución para el resto del universo del vino actual. Con elementos de ambos, cerezas y pimiento rojo por un lado, y bouquet de evolución, frutas secas y notas de los viejos toneles por otro. Una apuesta jugada.

Montchenot 2003

El clásico, el de siempre, el 10 Años. Frutas secas, ahumado, mentol, notas de té negro, taninos presentes pero de amable final. Un vino cuya historia, repetida sin cambios hasta el presente habla por sí mismo. El estilo por sobre la cosecha, las mismas uvas, los mismos viñedos, los mismos toneles, el ejemplo de un Master Blender.

Montchenot 15 años, 1997

Los 5 años extra en botella le aportan más evolución y sobretodo suavidad en nariz y boca. Las especias, la pimienta negra, pero también un dejo floral en nariz. En boca despliega especias dulces, canela, pimentón dulce. Está listo para tomar, en su momento óptimo y que hará muy placentero su próximo almuerzo.

Montchenot 20 años, 1992

A diferencia de lo que se supondría, el 20 Años está más fresco, más cerrado, más intenso. Como si estas dos décadas lo hubieran concentrado aún más. Intensa nota de tabaco que se destaca, junto a un largo final en boca.

Montchenot 115 años, 1988

Último lanzamiento, por los 115 Años de la Bodega. Un vino aromáticamente intenso en nariz, violetas, cerezas, grafito, arcilla, notas terrosas, vivaz y con bouquet a la vez, una nariz que solo puede resumirse en dos palabras: Historia y Elegancia. En boca destaca su acidez, y su cuerpo ligero, junto a notas de pimienta, uvas pasas, higos, mentol y la indiscutible sensación final aportada por los viejos toneles. La máxima expresión del Montchenot, 25 años más tarde.

Montchenot Aniversario 100 años, 1975

Un vino distinto, especial, embotellado en 1985 en botellas de 700cl. y trasvasado a sus botellas magnum donde descansa desde 1997. Hoy destaca que se encuentra vivo, con las lógicas notas de evolución. No es un vino ni para todos los días, ni para todos los paladares. Si bien llevaba ya unas cuantas horas decantado, la nariz variaba a cada minuto, regaliz, anetol, notas ajerezadas, de esos olorosos especiales, y al rato, ghee. En boca la elegancia, pero desde la marcada evolución, diferente, más corto, un vino para un momento, para una experiencia única, diferente e irrepetible.

Extracto Revista Noticias · 1 DE FEBRERO de 2014

Por Diego Gualda

A continuación un fragmento de la nota sobre el cumpleaños de la diva.

El Shock de los 70

Susana pasó su cumpleaños 70 sin festejos multitudinarios.

Muchas noches, pasadas las once, se la suele ver llegar al Hotel Conrad, con su propia botella de vino bajo el brazo -solo toma Chateau Montchenot que puede llegar a costar 1. 700 pesos la botella y ella lleva siempre una caja en el auto por si a donde va no lo tienen en la carta-, dispuesta a zambullirse en el sector VIP del renovado casino para jugar al póker.

  • Revista Noticias - 1 de Febrero de 2014

Revista La Nación · 8 DE DICIEMBRE de 2013

Publicidad Nuevo Montchenot Joven Cosecha 2009

EXTRACTO DEL SITIO WEB "CASEUSMUNDI" · 8 DE OCTUBRE de 2013

Por Esteban Cynowiec

A continuación la vivencia de un invitado a la degustación “López de punta a punta”

Fue otra fiesta feliz la degustación “de punta a punta” de Bodegas López…

  • V Edici贸n L贸pez de punta a punta
  • V Edici贸n L贸pez de punta a punta
  • V Edici贸n L贸pez de punta a punta

Por segunda vez, -e incluso superando la ocasión anterior (en opinión de este humilde cronista)- la otra noche tuvimos el privilegio de asistir a la V Edición de la Degustación López de Punta a Punta. Nuevamente, como en las ediciones anteriores, de la mano de Eduardo y Carlos López, estaban disponibles en las amplias mesadas dispersas por la bodega de Palermo, los 41 productos que actualmente elabora Bodegas López, pero ESO NO FUE TODO!!!! Finalmente pudimos probar los nuevos vinos que la bodega está lanzando al mercado y que Caseus Mundi anticipó: Los Montchenot 115 años y el Joven… pura magia.

Luego de pasear y degustar los clásicos y las nuevas cosechas de la bodega, nos acercamos al stand central donde estaban estos dos objetos tan anhelados para poder finalmente probarlos. Primero el Joven, Cosecha 2009, increíblemente fresco y joven para su añada, todo un titán para ser un Montchenot, como los conocíamos hasta el momento. Para hablar del otro logro de la bodega, el Montchenot 115 años, hay que sentarse y tener una copa de él en la mano… cualquier descripción que uno pueda hacer, salvo que es tan perfecto en su hechura como todos los otros miembros de la familia y que, como con el Cien Años, el Veinte y el Quince Años, lo que impresiona es que esa cosecha 1988 alguna vez paso por nuestras manos en algún restaurante, y hoy es una joya más en las corona Montchenot!!!!!

Promediando la velada, pasamos a la sala donde, pudimos probar una degustación vertical de los distintos Montchenot hasta el 115 y el Federico López del `96, de la mano de la siempre amena charla y comunicación de Miguel Brascó y Fabricio Portelli, haciendo un humorístico contrapunto entre lo joven y lo viejo de los nuevos vinos.

¿Cuánta información o detalles más se pueden dar sobre una fiesta de la cual todos podemos ser parte?, ya que los jueves 10, 17, 24 y 31 de Octubre de 18 a 21 hs se realizará un Happy Hour en Bodegas López donde exquisitos fiambres Bocatti acompañaran sus mejores vinos y champagnes a precios increíbles en el Showroom de Bodegas López Buenos Aires, ubicado en Godoy Cruz 2000 de Capital Federal.

A disfrutaarr!!!!

NOTA SITIO WEB “VINARQUÍA” · 5 DE SEPTIEMBRE DE 2013

Por Ariel Rodríguez.

La siguiente nota fue publicada en el sitio web Vinarquía sobre la experiencia de uno de nuestros invitados a la degustación vertical de los vinos Montchenot.

Vertical de Montchenot - Historia en mi copa

Beber un vino es beber historia, por eso Hemingway dijo una frase que ya es célebre entre los amantes del vino: “El vino es la cosa más civilizada del mundo”.

En nuestro país hay muchas bodegas históricas, que guardan el conocimiento de generaciones dedicadas a producir vino. Varias pasaron a manos extranjeras, otras se prendieron en las modas y estilos actuales y algunas tratan de conservar su tradición, su impronta, su sello. En este último grupo se destaca Bodegas López, bodega emblemática de los vinos argentinos, archiconocida por todos.

Recientemente, pude asistir a una degustación vertical de uno de sus vinos icónicos, el Montchenot, que se viene embotellando desde 1966, siempre fiel a un estilo determinado. Esta línea descansa en toneles de roble de Nancy (un célebre bosque francés hoy extinto) de más de 5000 litros de capacidad durante 10 años y recién entonces salen al mercado. Los Montchenot 15 y 20 años agregan 5 o 10 años de cuidadosa guarda en botella.

En ese sentido, lo de López es inigualable, ninguna bodega guarda tanto sus vinos antes de comercializarlos.

La recepción empezó con la Champaña Montchenot Brut Nature, una exquisitez. Buenos aromas, buena burbuja, un equilibrio perfecto.

Y después empezó el desfile de copas que más que vino contenían historia. La historia líquida y honesta de una bodega que, te guste o no, es líder en el mercado y tiene la capacidad y el conocimiento para manejar hasta 40 millones de litros anuales y 1200 hectáreas de uva propia.

  • Montchenot 2003
  • Montchenot 15 años 1997
  • Montchenot 20 años 1992
  • Montchenot 1986
  • Montchenot 100 años 1975

En cada añada se repite el estilo y los taninos suaves, cada vez más sutiles.

Probar un vino que es más viejo que vos es una experiencia única, te llega emocionalmente de alguna forma.

Si tenés una conexión con el vino, una comprensión histórica de la vida y podés probar un vino que te gana en edad podrás entender lo que digo. Ir del 1975 al 2003 con un pase de manos es una locura, una bella locura a la que jugamos varias veces en la mesa.

Muchos hablan del “Estilo López” y si me preguntan no sabría definirlo. ¿Quieren conocer el estilo López? Descorchen un Montchenot y verán.

EXTRACTO DEL SITIO WEB "CASEUSMUNDI" · 22 DE AGOSTO de 2013

Por Esteban Cynowiec

La siguiente nota comparte la experiencia de uno de nuestros invitados a la degustación vertical de los vinos Montchenot.

Volvimos a tener el privilegio de probar en una cata vertical los Montchenot desde 1975 hasta 2003

  • Degustaci贸n vertical Montchenot
  • Degustaci贸n vertical Montchenot
  • Degustaci贸n vertical Montchenot

Esta vez, la lluvia solo amenazó con dificultarnos la llegada, pero aunque hubiese diluviado como la vez anterior, nada nos hubiera impedido llegar a una de las más anheladas catas del año: la cata vertical de Montchenot que Bodegas López volvió a realizar en sus oficinas de Palermo la noche del pasado miércoles. Pocas bodegas en la Argentina, contadas con los dedos de una mano, siguen haciendo vinos de calidad estable en el tiempo en toneles de roble que ya no se fabrican, y no en barricas; una de ellas es López. ¿Por qué hacemos esa aclaración?, porque ese es, precisamente, el núcleo de la experiencia que vivimos la otra noche…

Nos sentamos a la mesa frente a las cinco copas que variaban su color desde el rojo teja al casi naranja amarronado, para revivir la experiencia anterior de una cata vertical con los Montchenot Gran Reserva 100 años (cosecha 1975), los Montchenot Gran Reserva 1986, 20 años (cosecha 1992), 15 años (cosecha 1997) y el actual Montchenot 2003, y poder descubrir las sutilezas del cambio en ellos luego de un año…

El vino en las distintas copas, mostraba no solo una integridad muy curiosa en vinos de tanta edad, sino que era un manual de como debe envejecer un vino correctamente: todos los parámetros organolépticos, el color que iba tornando del rojo rubí al rojo teja anaranjado en el 1975; los aromas que iban desde la fruta fresca a la fruta madura y casi pacificada, los taninos que iban redondeándose muy perceptiblemente y así todas las variables que uno puede ver en los libros y cursos de vinos, estaban perfectamente representados en los cinco vinos de esa noche.

Era un mismo vino. Un mismo vino que envejecía a un promedio de diez años por botella hasta llegar a una edad de 38 años… y siempre se notaba el mismo vino!!! fue increíble. Lo mágico de aquella cata fue poder ver en vivo como un mismo vino, cuando esta bien hecho y bien madurado, muestra únicamente los cambios que su edad y madurez le aportan… sin perder su esencia!!!

Si a todo esto le sumamos la presencia hacia el final de la noche del mítico don Carlos López… la experiencia resulta absolutamente increíble!!!

EXTRACTO DEL BLOG "WINE MDQ" · 21 DE JULIO de 2013

Por José Miranda

A continuación las apreciaciones del periodista José Miranda quien participó de la cata organizada por Patricio Tapia el 10 de Julio en la vinoteca Aldo’s.

Una reunión memorable junto a Patricio Tapia y los "Magos de la Crianza"

No me canso de repetir que el vino y su mundo me han regalado momentos inolvidables, de alegría y de placer, y este fue sin lugar a dudas, otro de ellos.

Hace unos meses atrás, Patricio Tapia nos convocó, para otra de sus memorables reuniones, en esta oportunidad en Aldo´s vinoteca, con los "Magos de la Crianza", Bodegas López.

Los que me siguen, saben que disfruto mucho de estos vinos, de su estilo y de sus prolongadas crianzas, que como en las personas y que con el tiempo forjan su verdadero carácter. Esta degustación se convirtió en un viaje en el tiempo, con anécdotas, sorpresas y un despliegue de vinos que raras veces uno puede darse el gusto de probar.

Como he mencionado en otra oportunidad, pocos vinos hoy en nuestro País tienen la capacidad de perdurar en el tiempo como lo hace el Montchenot de López, del que he tenido la suerte de probar cosechas del año 1962 a la fecha y como los buenos vinos del viejo mundo permanecen inalterables, obviamente con el paso de los años, pero sin defectos.

La noche y los hacedores de los vinos nos tenían preparadas varias sorpresas.

La primera fue probar los vinos de corte del Montchenot, que son tres: Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec 2012... si leyeron bien 2012... es decir 10 años antes de que estos vinos vuelvan a ver la luz en alguna estantería de una vinoteca (Hoy está a la venta el Montchenot 2003).

Como estaban los vinos?... buenísimos !!... todos para disfrutar ahora... pero... habrá que esperar que la magia de los grandes toneles de roble y el tiempo, hagan su trabajo y transformen esos vinos en el clásico Montchenot creado por Don Federico López, en la década del 40 y que aún hoy sigue con una vigencia indiscutible.

Previa a la cena los magos se despacharon con 2 perlitas…

Un Montchenot 20 años, cosecha 1992, fiel exponente de este  estilo único y que fue el puntapié inicial antes de la cena.

Gracias a Patricio, por la invitación y gracias a Carmelo y Eduardo por permitirnos compartir la "magia" de sus vinos.

EXTRACTO DE Guía DESCORCHADOS 2013

Hace más de 14 años que la Guía de Vinos “Descorchados”, de gran prestigio en Chile y Argentina, y un claro referente de Latinoamérica, bajo la dirección de Patricio Tapia, periodista especializado en el sector, selecciona los mejores ejemplares de más de un centenar de bodegas y un millar de vinos en nuestro país. Bodegas López con sus productos se ubica entre los preferidos en las distintas selecciones y con una relación precio-calidad que llama la atención. Los destacados de López en diferentes clasificaciones y sus puntajes son:

MONTCHENOT TINTO GRAN RESERVA 2002 a $140 - 93 PUNTOS
FEDERICO LÓPEZ TINTO GRAN RESERVA 1996 a $310 - 92 PUNTOS
CHATEAU VIEUX TINTO GRAN RESERVA 2004 a $87 - 91 PUNTOS
MONTCHENOT TINTO GRAN RESERVA 15 1996 a $412 - 91 PUNTOS
MONTCHENOT TINTO GRAN RESERVA 20 AÑOS 1991 a $538 - 91 PUNTOS
MONTCHENOT NATURE a $91 - 90 PUNTOS
CASONA LÓPEZ SEMILLÓN 2012 a $42 (DOS SELECCIONES) - 89 PUNTOS
MONTCHENOT BLANCO 2012 a $56 - 89 PUNTOS
CASONA LÓPEZ SYRAH 2009 a $71 - 89 PUNTOS

Cata de vinos en López (los sobresalientes)

93 puntos
MONTCHENOT Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec 2002
PRECIO $ 140 - ZONA MAIPÚ - GRADOS 13°

La cosecha 2002 es recordada como uno de los grandes años de la historia moderna del vino argentino. Y es interesante cómo se expresa no sólo hoy, diez años más tarde, sino que cómo se muestra a través de la delicadeza del estilo López. Vino de texturas tan suaves que casi son etéreas. La mezcla pasó años en toneles de madera y se embotelló en mayo de 2012.

92 puntos
FEDERICO LÓPEZ Cabernet Sauvignon, Merlot 1996
PRECIO $ 310 - ZONA MAIPÚ - GRADOS 12,9°

Con seis años de guarda entre toneles y piletas, pero también con partidas que han estado casi quince años antes de ser embotellados [la última fue en julio de 2012]. Y hoy se muestra de maravillas, un vino tan delicado y suave que dan ganas de tener dinero suficiente como para que fuera el tinto que uno se bebe todos los días.

EL ELEGIDO DE MAIPÚ

93 puntos
López
Montchenot

CABERNET SAUVIGNON, MERLOT, MALBEC 2002
No podía faltar en el Descorchados un premio para López, una bodega que es emblemática en la escena de vinos argentina, una fortaleza que defiende la tradición. Vamos al Vino. Cosecha 2002 uno de los grandes de la historia moderna del vino argentino. 80 % de este vino es cabernet sauvignon.

LOS MEJORES DE MAIPÚ

En esta selección López posiciona entre los 10 elegidos 5 de sus productos con los máximos puntajes, comenzando con Montchenot en el puesto más alto del ranking:

93 puntos | LÓPEZ | Montchenot Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec 2002 | $140
92 puntos | LÓPEZ | Federico López Cabernet Sauvignon, Merlot 1996 | $310
91 puntos | LÓPEZ | Chateau Vieux Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir 2004 | $87
91 puntos | LÓPEZ | Montchenot 15 años Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec 1996 | $412
91 puntos | LÓPEZ | Montchenot 20 años Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec 1991 | $538

EL MEJOR ESPUMANTE

Los mejores espumantes del año.
Montchenot Nature de López está entre los 13 elegidos y a un precio de lo más bajos de la lista:
90 puntos | LÓPEZ | Montchenot Nature | Mendoza | $91

MEJOR OTRAS CEPAS BLANCAS

Las mejores otras cepas blancas del año.
López logra destacarse, aparece entre los 13 clasificados con 2 vinos y entre los precios más convenientes:
89 puntos | LÓPEZ | Casona López Semillón 2012 | Maipú | $42
89 puntos | LÓPEZ | Montchenot Chenin Blanc 2012 | Maipú | $56

EL MEJOR SYRAH

Los mejores syrah del año.
De su línea de varietales Casona López, Bodegas López también clasifica para esta variedad y a un muy buen precio comparado con los 12 restantes que hasta lo triplican y más en costo:
89 puntos | LÓPEZ | Casona López Syrah 2009 | Maipú | $71

SÚPER PRECIO BLANCO

Los mejores súper precio blanco del año.
No sorprende que Bodegas López aparezca en esta selección de blancos que destaca a los mejores en la relación precio-calidad:
89 puntos | LÓPEZ | Casona López Semillón 2012 | $42

LA MEJOR MEZCLA BLANCA

Las mejores mezclas blancas del año.
Entre los 12 clasificados aparecen 2 vinos de López, y como una constante, entre los más económicos, siendo sus precios entre 5 y 7 veces menores que los más onerosos de la lista:
LÓPEZ | López Blanco Semillón Chardonnay 2012 | Mendoza | $27
LÓPEZ | Rincón Famoso Blanco Chardonnay, Chenin Blanc 2012 | Mendoza | $36

 

EXTRACTO DE Guía AUSTRAL SPECTATOR 2013

El siguiente es un extracto de “La Guía Austral Spectator”, la única que cada año cata y juzga a ciegas los vinos de Argentina. Selecciona los 100 mejores de 1000 vinos catados por profesionales. Entre ellos se distinguen de Bodegas López:

MONTCHENOT GRAN RESERVA ASSEMBLAGE 2002
CASONA LÓPEZ MALBEC 2008
CHATEAU VIEUX GRAN RESERVA ASSEMBLAGE 2004
XERO CABERNET SAUVIGNON 2008
CASONA LÓPEZ MERLOT 2008
LÓPEZ CABERNET SAUVIGNON 2010
LÓPEZ MALBEC 2010
RINCÓN FAMOSO ASSEMBLAGE 2007

Los 100 mejores de 1000 vinos catados a ciegas por profesionales

Bodegas y Viñedos López

Esta bodega centenaria es una de las más interesantes de Mendoza por ser una de las pocas que utiliza sus grandes toneles de añejamiento; hay además una notable sala de estiba en botella con ejemplares de algunas etiquetas de la primera mitad del siglo XX. También ofrecen recorridos por los viñedos y la champañera. Proponen degustación de un vino y un espumante, así como la posibilidad de comer en su restaurante (de 60 cubiertos) con amplios salones.

Para la mayoría silenciosa de consumidores argentinos, López es sinónimo de calidad y constancia, un refugio que no falla a la hora de la mesa y la cuenta. Para la minoría, en cambio, la centenaria bodega de Maipú es un elefante blanco. Un dilema que divide a los consumidores la cuarta generación de López –ahora al frente de la bodega–. Trabajan con un as bajo la manga: un estilo de vinos propio y bien definido, que arranca en sus fincas, donde siempre hubo espalderos (desde mucho antes de que el consumidor supiera qué eran), y que desde 1928, cuando incorporaron los grandes toneles de Nancy, es una copia fiel de sí mismo cosecha a cosecha. De ahí, que del gran pelotón de tintos nacionales, López resulte inconfundible por su bouquet evolucionado. Con un plus para nada despreciable hoy: es el único exponente argentino que puede ofrecer degustaciones verticales de sus principales etiquetas a contar del siglo XX a la fecha.

Montchenot Gran Reserva (el más destacado por la guía)

No es la primera vez que un Montchenot alcanza nuestra máxima categoría: ya ocurrió en la edición 2008 con el 20 Años cosecha 1985: algo que da gusto, ya que se trata de uno de los tintos clásicos de nuestro país. Con uvas de su finca La Marthita donde los espalderos bajos tienen más de 70 años, añejado en toneles de 5 a 20 mil litros hasta lograr esta suprema elegancia cuyo precio, habida cuenta del tiempo empleado en criarlo, es del todo razonable.

MONTCHENOT GRAN RESERVA ASSEMBLAGE 2002

Clásico en su corte varietal, este tinto lleva Cabernet Sauvignon, Malbec y Merlot en su hechura, los tres provenientes de las fincas que la casa tiene en Maipú. Rojo teja evolucionando, al olfato es un lujo con su bouquet de gran vino d’altri tempi. En boca es de ataque ligero y dócil y destaca por la suavidad de sus taninos aterciopelados, con acidez plenamente integrada y un sabor elegante y complejo que retoma el bouquet y se prolonga hasta el final. Célebre en su paso por el tiempo, es un vino atípico y clásico que por fortuna perdura en nuestro mercado donde ya no es fácil aprender qué significa la palabra bouquet.

CASONA LÓPEZ MALBEC 2008

De color rojo teja posee una nariz tenue y elegante con cierto bouquet de aromas evolucionados. En el paladar es suave y de buen decurso, algo delgado, con acidez moderada y bien integrada, un leve dulzor y cierta nota de roble tostado que no evoca al tonel, con bastante largo final y buen recuerdo: un vino fácil de beber y bien hecho en su tipo, versátil y amable por su perfil clásico y correcta factura.

CHATEAUX VIEUX GRAN RESERVA ASSEMBLAGE 2004

Elaborado con Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir –esta variedad es la rareza del corte–, a la copa destaca por su color caoba de vino evolucionado y al olfato revela su bouquet. En boca fluye seco y dócil, tenue y envolvente, con taninos dulces, acidez moderada, con sabores francos y con un final amable. Vino de estilo propio y lleno de sutileza, atípico en el mercado nacional.

XERO CABERNET SAUVIGNON 2008

Color caoba de vino evolucionado, su expresión aromática es algo atemperada pero compleja en un envío bien distinto a lo habitual. Al gusto es suave y amable, de andar suelto, con taninos activos pero bien ensamblados, acidez firme y sabor que retoma la complejidad de su nariz con largo final. Es un vino de estilo clásico pero bien logrado, con cierta elegancia, que destaca por su lejanía del mainstream productivo.

DISTINTAS CLASIFICACIONES REALIZADAS POR “GUÍA AUSTRAL SPECTATOR”
10 TINTOS AÑEJOS PARA BEBER HOY O GUARDAR UN POCO MÁS

En esta clasificación Bodegas López es la única que logra posicionar dos de sus emblemáticos vinos: en primer lugar Montchenot Gran Reserva cosecha 2002, y en tercer lugar Chateau Vieux Gran Reserva cosecha 2004.

10 VINOS EVOLUCIONADOS PARA PALADARES CONSERVADORES

Bodegas López consigue ubicar tres de sus productos en esta categoría. Se destacan Montchenot Gran Reserva cosecha 2002, Casona López Malbec y Xero Cabernet Sauvignon ambos cosecha 2008.

15 CABERNET SAUVIGNON CON LA MEJOR RELACIÓN CALIDAD PRECIO

Nuevamente Bodegas López consigue la mención del Vino Xero Cabernet cosecha 2008.

15 ETIQUETAS QUE NOS SORPRENDIERON

Entre ellas se destaca Montchenot Gran Reserva cosecha 2002. El espíritu de siempre con un perfil apenas más moderno para la casa argentina más tradicional.

Es así también que el emblemático Montchenot Gran Reserva cosecha 2002 figura entre:
los 15 MEJORES TINTOS DE CORTE y los 19 VINOS TOP PARA COMPRAR EN EL SUPERMERCADO.

EXTRACTO DE REVISTA BACANAL · MARZO de 2013

Por Alejandro Iglesias

La siguiente nota es un análisis objetivo de lo sucedido en la vitivinicultura nacional, los grandes cambios en estas dos últimas décadas y la posición tomada por Bodegas López como un protagonista de gran trayectoria y fuerte convicción.

La trinchera del paladar vintage

Fueron los vinos que escribieron la historia de nuestra vitivinicultura. Marcaron el modo de beber, el gusto y el paladar de nuestros padres y abuelos. El vino tradicional argentino.

Durante muchas décadas, esta bebida tenía un estilo propio, de clara herencia europea, con vinos añejados por largo tiempo en enormes toneles, donde la fruta no era tan omnipresente como ahora. Esto se construyó por años y años hasta convertirse en una gran industria. A finales de los ´90, la industria local vivió una revolución, que llevó a los vinos argentinos a conquistar el planeta, con el Malbec por delante. Cambió de manera drástica el estilo del vino local.

Hoy los vinos tradicionales, los "de antes", ya son una rareza. Sin embargo, y más allá del actual gusto del consumidor, hay algunos casos para demostrar que no todo está dicho.

LOS VINOS TRADICIONALES, LOS "DE ANTES", YA SON UNA RAREZA, UNA AGUJA EN UN PAJAR DE ETIQUETAS MODERNAS Y SEMEJANTES ENTRE SI. SIN EMBARGO, Y MAS ALLA DE LA AMENAZA DE EXTINCION, AUN TIENEN TRINCHERAS DONDE REFUGIARSE.

LA HISTORIA LA ESCRIBEN LOS QUE GANAN

Antes, gustaban los vinos tradicionales, nacidos en enormes toneles de roble donde maduraban durante unos cuantos años para luego pasar otro tiempo en las cavas de las bodegas, receta que regó durante más de un siglo las mesas argentinas. Por esos años, los vinos apostaban a una evolución que se traducía en colores leves y un paladar ligero, ideal para consumidores que no revoleaban la copa para captar (o simular captar) sus aromas complejos, sino que bebían sin vueltas. Y mal no les iba: estos vinos llevaron a nuestro país a los primeros puestos del consumo mundial, cien litros per cápita anuales. Hoy apenas alcanzamos los 24. En los años 90 surgieron los New World Style argentinos. Vinos con más cuerpo, color, alcohol, juventud y el sello de la barrica, en un momento en que el mercado local retraía su consumo y la única salida posible parecía ser la exportación. Argentina logró ubicarse en la elite vitivinícola mundial y las bodegas comenzaron a multiplicarse como conejos, todas apuntando a esta nueva fórmula del vino nacional.

LA EXCEPCION A LA REGLA

La imposición del New World Style alcanzó a la enorme mayoría de bodegas, sean grandes, chicas, nuevas o clásicas. Grandes nombres dejaron de lado los toneles para buscar resultados de la mano de la barrica y tintos más concentrados. Hoy, aquellos gigantescos toneles son piezas de museo. Incluso, algunas bodegas que prefirieron mantenerse fiel al estilo que tantas alegrías les había dado, terminaron rindiéndose. Incluso para ellos llegó la hora del cambio. La gran pregunta a hacerse es: ¿y qué pasa con todos aquellos consumidores que seguían gustando de los vinos de antes?

El ULTIMO SAMURAI

Así como el honorable samurai defendía a katana limpia la tradición nipona, hay una bodega que hace lo mismo con el vino argentino: se trata de López, que mantiene el estilo de sus vinos indemne al paso del tiempo. Diariamente son elegidos por sus fieles seguidores. "Ya en la época de mi abuelo decían que en algún momento nos íbamos a quedar sin consumidores. Mi padre escuchó lo mismo, y ahora me toca escucharlo a mí", nos cuenta Eduardo López Laurenz, actual director de la bodega de los toneles eternos.

Mientras muchas bodegas cambiaron su estilo por el temor de perder ventas, en Bodegas López aseguran haber duplicado sus números desde los años 90 a la actualidad. Supera en cantidad de botellas a una buena mayoría de bodegas locales. Se hizo cargo de un gran número de consumidores que se había quedado sin opciones a su gusto. Alcanza con probar etiquetas emblemáticas, como un Montchenot, son vinos distintos a lo que hoy es usual. Se reconocen con sólo mirarlos, olerlos, probarlos. Responden con lo que saben: más calidad con una misma personalidad. Así, lejos de dormirse en los laureles de sus millones de botellas vendidas cada año, en López "no cambiamos nada y a la vez cambiamos mucho", asegura el director del establecimiento. La bodega vive en constante modernización, sus vinos nada tienen de viejo, buscan expresar una modernidad distinta a la norma, entre la tradición de los toneles y la última tecnología. La industria actual del vino eligió ya su camino. Pero, y por suerte, aún quedan samurais dispuestos a defender su historia y su tradición.

Cuestión de calidad
Es común que se explique el cambio de la industria a partir de un mayor compromiso por la calidad. Sin embargo, la calidad de las etiquetas tradicionales actuales es tan cuidada como la de los más modernos. No se trata de no tener tecnología o conocimientos enológicos, es una convicción ideológica.

 

EXTRACTO DE guÍa Óleo · 21 DE DICIEMBRE de 2012

Por fcouto

La siguiente es una nota publicada por la Guía Óleo online sobre la degustación vertical de los vinos Montchenot.

La más linda de las catas

¿Sabés qué es una cata vertical? Es la más atractiva de todas. Couto nos da lecciones de la reina de las degustaciones de vinos. Para leer y celebrar.

La Cata Vertical me resulta la más atractiva de las degustaciones organolépticas, ya que nos permite apreciar las variables de expresión de un determinado vino durante su añejamiento. Resulta fascinante evaluar los cambios biológicos y fisicoquímicos si se realiza este tipo de evaluación con un vino capaz de sostener su personalidad y calidad a través de las diferentes añadas.

Pocos son los vinos que logran mantener su excelencia con el transcurrir de los años a través de la totalidad de sus diferentes cosechas.

Hoy voy a tomar a modo de ejemplo para poder graficarles en qué consiste la experiencia de este análisis sensorial el Montchenot, un tradicional vino argentino de Bodegas López que resulta ideal para esta práctica.

Más de una generación de cuidado, paciencia y estrategia en su elaboración han logrado hacer de los Montchenot vinos de una calidad superior, muy interesantes de poder ser apreciados y evaluados a lo largo de las distintas añadas que conforman su historia.

Paso a explicarles en qué consiste una Cata Vertical.

Principalmente, todos los vinos presentados y previamente decantados deben pertenecer a una misma bodega. Ha de ser un mismo vino o, lo que es igual, una misma etiqueta, pero ejemplares de las diferentes añadas o cosechas de su existir, como más gusten decir.

Antes de introducirnos en las notas de cata, voy a contarle un poco acerca de la bodega sobre cuyos vinos y su evolución con los años analizaremos.

Bodegas López se inició en el país a principios de 1898, y desde ahí que lleva más de 115 años manteniendo la calidad inalterable de sus líneas de vinos.

Seriedad y calidad es un símbolo del estilo López.

Esta bodega centenaria de la zona de Maipú, a 16 km. de la ciudad de Mendoza, cuenta en su haber con marcas célebres entre los consumidores y conocedores como Federico López, Montchenot, Chateau Vieux, Rincón Famoso, Vasco Viejo y afamados espumantes, entre tantos otros.

El Montchenot es hace ya más de 20 años el vino ícono de Bodega López, es un vino muy especial concebido de manera tal que para ser degustado en total plenitud deben de tomarse ciertos recaudos antes de ser bebido.

La crianza y el “sueño “de estos vinos tintos en barricas de madera de roble son fundamentales para otorgar aromas y sabores particularmente especiales.

El contacto del vino con la madera le aporta notorias transformaciones en cuanto a su aroma, su color y su sabor. Este proceso contribuye a dotarlo de lo que se conoce como complejidad.

El lema principal de la Bodega López es: “El tiempo y la paciencia dedicados al añejamiento no se lo pedimos a usted, somos nosotros quienes lo ponemos”.

La minuciosa apreciación de sus colores rubí con tintes caoba por el paso del tiempo y la tranquila degustación para apreciar en detalle la armonía alcanzada son detalles fundamentales a tener en cuenta en una cata vertical.

A continuación, paso a comentarles detalles precisos referentes a las distintas añadas de Montchenot que pude catar:

MONTCHENOT TINTO COSECHA 2002

Arrancamos por el ejemplar más reciente. Este vino está constituido por un corte de las variedades Cabernet Sauvignon predominantemente y Merlot y Malbec en menor cantidad. El añejamiento de este vino se realiza en grandes toneles de roble francés donde el vino reposa nutriéndose de una gran complejidad de sabores y aromas. Al cabo de diez años la bodega lo lanza para ser degustado. Huele suavemente a frutos rojos y manzanas asadas, en boca se percibe redondo, sin aristas. Un vino muy amable, liviano y generosamente paladeable.

MONTCHENOT GRAN RESERVA 15 AÑOS

Luego de un proceso similar al anterior donde se lo añejó en toneles de roble francés durante largos años, en el 2006 este vino fue pasado a botellas de 750 ml. En boca reveló muy buena estructura, con unos taninos untuosos y aterciopelados que se muestran amansados por el tiempo en botella. Su final en boca es prolongado, dejando una muy agradable sensación.

MONTCHENOT GRAN RESERVA 20 AÑOS

De color rubí-teja huele a cerezas alicoradas y madera añeja, en boca la gran suavidad y equilibrio de sus taninos domados acaricia el paladar resultando un vino, puro disfrute.

MONTCHETNOT COSECHA 1983

Con sus 19 añitos a cuestas, el vino de esta cosecha que tuve oportunidad de probar se mostró irrepetible. El cuidado brindado por la bodega y el calmo paso del tiempo han enaltecido las virtudes de este bello vino.

MONTCHENOT 100 AÑOS COSECHA 1975

Con 37 años de vida estamos evaluando un vino que podría considerarse un portento de la naturaleza, una obra de arte prácticamente digna de museo. Probar este vino equivale a conducir un Rolls.

Para terminar les cuento algo que resulta muy interesante y que hace al porqué elegí los vinos Montchenot para graficar esta Cata Vertical.

Bodega López es la única en la actualidad que tiene disponibilidad de todas las añadas de sus vinos. Hoy, si quisieras (y pudieras) podrías adquirir desde la primera cosecha en 1960 y de manera ininterrumpida todas las existentes hasta la última de la actualidad, en las oficinas de la Bodega López ubicadas en pleno Palermo Viejo.

Salud y felicidades!

EXTRACTO DE REVISTA el conocedor · 10 DE DICIEMBRE de 2012

Por Fabricio Portelli

El periodista especializado Fabricio Portelli publicó por cuarto año consecutivo su lista de lo que consideró son los mejores 100 vinos del año.

Top 100, los mejores vinos argentinos de 2012

El Top 100, según el mismo Portelli, es con el fin de fomentar la curiosidad y las ganas de conocer más sobre los mejores exponentes nacionales.

Lista de vinos con sus respectivos precios elaborada para El Conocedor y replicada por distintos medios orientados a valorar a la cultura más vieja del mundo: el vino.


Montchenot Gran Reserva 15 años 1995 $ 320,90

EXTRACTO DE REVISTA WINE + · DICIEMBRE de 2012

Por Mariano Braga y Miguel Etchandy

La siguiente es una nota publicada en la sección "CATA ESPECIAL" sobre iconos que muestran la cara más sofisticada de la vitivinicultura.

Vinos que realmente no requieren presentación

Montchenot y López, marcas registradas de la vitivinicultura Argentina. Añejados en grandes toneles de roble de Nancy.

Montchenot Gran Reserva 20 Años 1990.

Hay vinos que realmente no requieren presentación. López y Montchenot son marcas registradas de la vitivinicultura argentina porque logran transmitir, en tan solo algunas gotas, la identidad de cientos de años de historia. Añejado en grandes toneles de madera, es uno de los pocos tintos locales de bouquet oxidativo, maduro, inolvidable.

Su color es parecido al del té rojo, porque los años lo han oxidado de manera controlada. Hebras de té, miel, membrillos, jazmines, algo de canela y toda la sutileza posible en un vino.

EXTRACTO DE REVISTA EL CONOCEDOR · OCTUBRE de 2012

Por Gustavo Choren

La siguiente es una nota publicada en la sección "VINOS EN LA BALANZA" sobre el retorno al “blend”.

Blends con estilo argentino

Luego de varios años de vivir a la sombra de los varietales, los vinos de corte han regresado en todas sus variantes, calidades y franjas de precio. Gustavo Choren probó una docena de etiquetas para considerar las respectivas armonías entre calidades y precios.

Hay un retorno al blend, de eso no hay duda. Regreso a la sana costumbre de elaborar y consumir buenos productos genéricos, que parece estar ganando el ánimo de productores y consumidores, respectivamente. En ese contexto, el mercado nacional exhibe lanzamientos y nuevas propuestas que conviven con algunos de los maridajes varietales más clásicos del país.

CHATEAU VIEUX 2003, LÓPEZ, MENDOZA, $ 90

Pocos son los vinos argentinos que se mantienen inalterados a través del tiempo. Así lo hemos señalado alguna vez para el caso de Chateau Vieux, pero vale la pena repetirlo: misma bodega, misma familia propietaria, misma etiqueta (con pocas variaciones) y mismo perfil de vinificación, todo ello desde 1938 hasta hoy. Un estilo que se mantiene vigente a lo largo de las décadas.

VERTICAL AUTÉNTICA

El Montchenot debe ser uno de los tintos nacionales más famosos. Nacido en 1956 es, desde siempre, uno de los blends argentinos más destacados. Dejado de lado por muchos frente a la avalancha de vinos de estilo Nuevo Mundo, de mayor potencia, concentración y expresión frutal, aspectos, en general, aportados por la juventud. Algo que un Montchenot nunca expresará ya que siempre llega al mercado con – al menos – una década.

Si bien en este tipo de catas se trata de analizar la evolución de un vino, no hay hasta el momento en nuestro país un blend como el Montchenot para lograrlo ya que no hay otros factores, más allá del paso del tiempo, que influyan: siempre quiso ser lo que es hoy, desde la primera cosecha, elaborado con las mismas uvas, de los mismos viñedos, que ya tienen más de setenta años, porque, según don Federico López, el corte ya lo tenía en el viñedo. También es añejado en los mismos toneles… Es decir: a lo largo de las distintas cosechas se puede ver claramente la influencia del clima en el vino, tal como sucede en los grandes vinos del Viejo Mundo.

VERTICAL MONTCHENOT

Orden de degustación: 2002 – 1995 – 1990 – 1975
Blend de Cabernet Sauvignon (70 %) con Merlot y Malbec, que se ha mantenido a lo largo del tiempo. Uvas de Finca La Martitha, Cruz de Piedra, Mendoza, plantada en 1940.

1 - Montchenot 2002
2 - Montchenot 1995, 15 Años
3 - Montchenot 1990, 20 Años
4 - Montchenot 1975, 100 Años

EXTRACTO DE REVISTA Hospitalidad & Negocios · JUNIO de 2012

La siguiente es una nota publicada en la sección "de Copas" donde describen las cualidades de uno de los vinos Premium de la bodega.

Elegancia y paciente evolución

Montchenot Tinto Gran Reserva 15 Años Cosecha 1995

Bodegas López -fundada en 1898 por la misma familia que la comanda al día de hoy- presentó el Montchenot Tinto Gran Reserva 15 Años Cosecha 1995, un vino con un largo proceso de elaboración, en el que el cabernet sauvignon se erige como estandarte.

Bodegas López presentó el Montchenot Tinto Gran Reserva 15 Años Cosecha 1995, un vino tinto de la reserva particular de la bodega. Este producto fue elaborado a partir de uvas provenientes de la finca La Marthita, que alberga antiguos viñedos plantados hace 70 años en Maipú, Mendoza.

El corte corresponde a las variedades cabernet sauvignon, merlot y malbec, con un gran predominio de la primera.

LA ELABORACIÓN

Este vino fue añejado en toneles de roble francés de 5 mil l. de capacidad, donde evolucionó durante algunos años, adquiriendo complejidad de sabores y aromas.

En 2005 fue embotellado, continuando su paciente proceso de evolución.

Para poder degustarlo en su plenitud se aconseja descorchar una hora antes de servir y utilizar un decánter.

DISTINCIÓN

Recientemente, la guía Descorchados 2012 –publicación del periodista chileno especializado en vinos Patricio Tapia– catalogó al Montchenot Tinto Gran Reserva 15 Años Cosecha 1995 como Vino Revelación del Año 2012.

En la guía se sentencia: “Es un excelente ejemplo de estilo en una cosecha magnífica. Toda la elegancia de los López está aquí”.

CARACTERISTÍCAS

· Variedad: cabernet sauvignon, merlot y malbec.
· Origen: Cruz de Piedra, Maipú, Mendoza.
· Cosecha: se realiza en forma manual.
· Elaboración: a través del método clásico, con moderada maceración.

DESCRIPCIÓN ORGANOLÉPTICA

Vino de color rubí intenso, con marcados tonos caoba. Se manifiestan aromas complejos.

En boca revela una excelente estructura con taninos suaves, untuosos y aterciopelados, presentando un largo final.

¿QUE ES LÓPEZ?

Por Miguel Brascó, periodista especializado en vinos.

Bodegas López es la marca líder entre los tintos argentinos tradicionales de alta gama madurados en toneles grandes (5 mil a 20 mil l.) de roble, con un decisivo posterior añejamiento en genuina estiba de botellas. De las vasijas –a menudo centenarias– reciben escaso tanino, pero sí micro oxigenaciones masivas que le apaciguan algunas asperezas en boca. Dicho aporte le depara una seducción tipo Ribera del Duero o claret del Médoc Bordeaux, de las que no se toman sin darse cuenta, sino al revés: dándose perfecta cuenta.

Con esa elegancia sensual fueron elaborados, en su mayoría, los grandes vinos de Argentina. Hasta que, hacia la octava década del siglo XX, las mudanzas de la moda cambiaron radicalmente sus pautas vinificadoras venerables. Salvo en raras excepciones (López, una de ellas), el ritmo tranquilo de las fermentaciones fue reemplazado por técnicas de impacto más expeditivo en tanques high tech de acero inoxidable en vez de piletas, mientras pequeños toneles de 225 l. reemplazaron a los enormes toneles clásicos.

La clave de Bodegas López fue mantenerse ajena a ese reemplazo y continuar creciendo en el mercado con sus blends clásicos de siempre, a los que ahora agrega opciones frescas, como los Casona López de varietales jóvenes.

La actual generación a cargo de la bodega logró un raro aggiornamento, casi estilo Wine Spectator.

EXTRACTO DE Guía Descorchados 2012

Por Patricio Tapia

La siguiente es una nota publicada por el reconocido periodista chileno especialista en vinos Patricio Tapia, sobre el vino Revelación en la Guía Descorchados 2012, la publicación más influyente y completa en Sudamérica.

Vino revelación del año

MONTCHENOT GRAN RESERVA 15 AÑOS COSECHA 1995

“¿Qué tal esta ironía? El vino revelación del año en Descorchados 2012 no es ni más ni menos que un clásico de los clásicos en la escena de vinos de la Argentina (la primera fue la cosecha de 1960). Me gustó, en todo caso, la idea de destacarlo aquí porque siento que ya es hora de que vayamos dándonos cuenta de que este vino (junto con muchos del catálogo de López) merecen ser revisitados ante la tendencia ultra moderna de vinos súper extra concentrados, llenos de silicona y artificios varios. Este Montchenot 15 Años es un excelente ejemplo de estilo, en una cosecha magnífica. Toda la elegancia de los López está aquí. El vino tiene cinco años en toneles y luego se va a la botella todo el tiempo que sea necesario. Y el resultado es un vino lleno de especias dulces, de sabores ahumados, de una textura sutil, muy suave, pero moderada por la acidez, que se mantiene firme, tensa. Un vino de meditación.”

Montchenot Tinto Gran Reserva 15 años es elaborado con uvas cuidadosamente seleccionadas provenientes de nuestra finca La Marthita, de antiguos viñedos plantados en 1940. El corte que constituye a este vino corresponde a las variedades Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec, con gran predominio de la primera.

Añejado durante largos años en toneles de roble francés de más de 5000 litros de capacidad y posteriormente en su botella 5 años más.

De color rubí intenso, con marcados tonos caoba. Se manifiestan aromas complejos. En boca revela una excelente estructura con taninos suaves, untuosos y aterciopelados presentando un largo final.

Para degustarlo en su plenitud se aconseja descorchar una hora antes de servir y utilizar un decánter, permitiendo una aireación apropiada y exaltando su intenso aroma y particular sabor.

Su producción es limitada.

Presentación. Este vino se presenta en: Botella de 750 ml: 1 botella en Estuche de Cartulina Forrada, 1 botella en Estuche de Madera, 6 botellas en Caja de Cartón Corrugado, 6 botellas en Caja de Madera. Botella de 1,5 litros: 1 botella con 2 copas  en Estuche de Madera. Botella de 3 litros: 1 botella con 2 copas en Estuche de Madera.

“El tiempo y la paciencia dedicados al añejamiento no se los pedimos a usted, los ponemos nosotros”.

 

EXTRACTO DE REVISTA PLANETA JOY · 2 de febrero de 2012

Por Daniel Rosa

La revista “Planeta Joy” presenta un listado de vinos para quienes desean iniciarse en el mundo de la cata con productos de buena relación precio calidad.

Vinos para principiantes: etiquetas para aprender a catar

A todos nos gustaría saber, con sólo mirar la copa, girarla y oler, qué vino, qué añada y qué cepa tenemos delante. Acá va una lista de etiquetas con buena relación precio calidad para empezar a entrenarse sin gastar una fortuna.

El mundo del vino es siempre seductor, pero para entrar en él hay que tener un mínimo de entrenamiento. El mismo puede llevar mucho tiempo y no es lógico ni recomendable gastar una fortuna comprando vinos Premium para encarar la tarea. Cuando empezás a probar, si bien no tenés el paladar a punto para disfrutar plenamente de determinados vinos, sí podés empezar a descubrir algunos descriptores característicos de ciertas cepas. Y para esto, no hacen faltan botellas por las que tengas que entregar un riñón.

VINOS DE GUARDA O CORTE

Son los que combinan dos o más cepas. Acá entramos a la parte más difícil del aprendizaje, donde nos complican los aromas terciarios, como el tostado y el cuero. Aquí te tiramos algunos ejemplos claros y clásicos de vinos de guarda argentos, que no dejan en rojo tu tarjeta de crédito.

López Malbec ($20)

Con dos años de reposo en toneles de roble francés, es un vino ideal para aquellos a los que todo les entra por los ojos. Exhibe ese característico tono teja en la herradura de la copa y el aroma frutal permite la búsqueda del aroma terciario del cuero. Así entrenaremos el olfato para cuando descorchemos un vino de guarda caro que presente estos mismos, característicos aromas. Este tinto de taninos suaves se banca, en las condiciones adecuadas, una guarda de 10 años.

EXTRACTO DE REVISTA EL CONOCEDOR · 6 de diciembre de 2011

Por Giorgio Benedetti

La revista “El Conocedor” presentó un ranking de los 50 mejores vinos argentinos en relación precio-calidad.

Top 50 Best Values Argentinos

  • Top 50 Best Values Argentinos 路 Revista El Conocedor

Un vino con buena relación precio-calidad es, lisa y llanamente, un ejemplar que da más de lo que su precio pide. En estos días de desproporcionada oferta, tener claro cuáles son en cada franja las etiquetas más destacadas es clave para disfrutar siempre de la mejor opción.

Adquirir un producto de buena calidad, sea cual fuere, no es ningún misterio. Cualquiera puede ir a una tienda, elegir el mejor traje, la mejor mesa o la mejor cámara de fotos, lo paga y listo. Ahí está; uno regresa a su casa feliz. Pero en realidad, la satisfacción de una compra va más allá de eso; está relacionada con “el buen negocio” que uno hizo –o siente haber hecho– con la elección; tiene que ver con una compra inteligente, el tan resonado smart buy. Hoy nadie, por más adinerado que sea, se jacta de gastar millonadas en cosas que no lo valen. Y si bien en artículos que son de compra esporádica uno puede tomarse una licencia, en los productos que se consumen a diario, la variable relación precio-calidad es primordial.

Esto se puede percibir a las claras con los vinos: hoy hay 420 bodegas argentinas en el mercado que suman nada menos que dos mil marcas; un número que marea a cualquiera. Entonces, ¿qué es un vino con buena relación precio-calidad? Lisa y llanamente, un vino que da más de lo que pide, que por su precio ostenta un nivel tal que puede compararse con otro de mayor precio. Es, en definitiva, lo contrario de cuando se compra un blanco o tinto de precio superior al que se acostumbra, y luego de probarlo, la percepción indica que su calidad no es mayor.

Un lujo es un lujo, y a veces –sólo a veces–, los vinos de precio exorbitante suelen tener su justificativo; lo cierto es que –en el contexto local– el límite superior en el que es posible relacionar el desembolso de una botella con su calidad se sitúa alrededor de los $100. Es que, primeramente, por encima de este precio son sutilezas las que empiezan a contar y, por otro lado, en montos altos, las diferencias de precio terminan siendo menos relevantes.

Así y todo, vale destacar que los best values no se ubican en una franja de precio determinada. Hay vinos que para $15 son excelentes y otros que lo son a un precio de $70. Después de un año de catas –a ciegas y a botella descubierta–, para la edición de noviembre de El Conocedor (83) elegí 50 etiquetas que dan más de lo exigen. El orden responde a múltiples factores: la relación calidad precio en sí (un vino de 84 puntos de $12 tiene mejor relación precio-calidad que uno de igual puntaje y un precio de $15), la disponibilidad en góndolas y el volumen de la producción son los fundamentales.

Integra este ranking en la 2º posición Rincón Famoso Tinto 2006. López, Mendoza, $27. 87 puntos

Extracto Revista La Nación · 5 DE DICIEMBRE de 2010

Por Miguel Brascó

A continuación, nota de Miguel Brascó, reconocido escritor, humorista, crítico y sibarita argentino que se desempeña principalmente como especialista en vinos y comida gourmet.

Gourmandise del manduvé

Olvídense del dorado a la sal, del guiso quieto de patí, del pacú crocante y demás pescados de río última moda.

Nítidamente explícito en su cultura gourmet mediterránea del pasarla bien y estar sanitos, el negociant-en-vins rosarino Rodolfo Di Vito definió el vino como "la parte más espiritual de la faena culinaria".

Junto con otros colegas periodistas adhirió el comunicador número uno local, Augusto Saracco, más unos treinta wine lovers dispuestísimos a una degustación de polvorientos codiciados superañejos tintos de la Bodega López, invitante al episodio. Las botellas se descorcharon en una cave poco accesible de La Casa de los Vinos, enoteca de Di Vito. Todos vinos con entre cuarenta y cincuenta años de añejamiento in situ que podían compararse con opciones blancas y tintas de cosechas López frescas bien nuevas. Todo eso llegó sostenido por distintos platos de la cocina local.

Ah, esa cava. Escalera de peldaños altos, verticales, que da vértigo bajar y arduo esfuerzo subir, pero, una vez llegado abajo, hay una oferta genuina, desordenada, polvorienta, atractiva, londinense. Increíble. Tintos ancianos, como el Chateau Vieux 1959, Montchenot 1977, Rincón Famoso 1968, etc.

El raro bouquet terciario de los blends clásicos cabernet sauvignon-merlot-malbec más caros de López, fue respirado por los asistentes de ese after six memorable, previamente aireado largo en decanter para recuperarle el oxígeno originario.

El bouquet es hoy episodio raro, infrecuente, salvo en ocasionales descorches del Médoc francés, del Piamonte italiano, de oportos millesimes del Douro portugués o eventuales únicos antiguos de La Rioja española. Por tal razón, a conspicuos coleccionistas rosarinos, se los vio explorar con interés estos añejamientos completados por Di Vito.

En estos episodios, la idea de López fue agasajar, previo a diciembre, a clientes conocidos de la zona, compartiendo con ellos la apetecible sutileza gourmet del manduvé. ¿Manduvé? ¿Por qué el manduvé?

Por ser dádiva número uno indiscutida en el ranking exquisito dernier cri de los peces fluviales en el este mesopotámico argentino.

Expertos conocedores aggiornados están hoy evaluando comparativamente su delicadeza con las seducciones de la trilla, pescado gourmet absoluto de los mares atlánticos y el Mediterráneo.

Extracto Revista La Nación · 11 de Abril de 2010

Por Miguel Brascó

Miguel Brascó, periodista y crítico de vinos, escribe acerca de las promociones de vinos que ofrecen los restaurantes.

El esquema 3 por 1

Cada vez hay más y mejores vinos en la Argentina. Y menos y peores en las ofertas de sus restaurantes.

Hay todavía restaurantes que, al sentarse, el cliente ya encuentra botella de vino equis o zeta esperándolo en el medio de la mesa.

No importa que el lugar tenga su temperatura a centígrados bien bajos: la cosa es que el vino caro llegue a tu boca taca frío.

En verdad, nueve de cada diez de los clientes recién llegados no le dan bola a esta botella picando sola en el centro de la mesa.

Al final, en Buenos Aires está el uno cada diez de los clientes predispuesto al ya-que-está-ahí, descorchala.

Son, en general, turistas. "¿Es un obsequio de la casa?", interrogan en inglés. "Usted paga la primera botella y luego, al irse, se lleva una segunda gratarola". "Los singapures hacen que no con la cabeza: negativo. "¿Two bottles? No two bottles, sino tres bottles."

El mozo les concede todo. Total, el tinto que tomás tres y pagás uno es de esos con la uva comprada en Junín, vinificada en Lavalle, embotellado en camioncito delivery, con nombre quechua y bicho australiano en etiqueta impresa al bies en Uribelarrea.

Esta manganeta de las mesas que ya vienen con la botella puesta está siendo poco a poco rebusque obsoleto. ¿Razones? Simples. Para incluir en sus cartas de vino opciones de bodegas locales nivel medio, los restaurantes, en su mayoría (hay muy pocas excepciones), aplican ya todos el esquema 3 por 1: cada tres cajas que reciben sólo pagan una, a 120 días.

Las consecuencias la soportan, como siempre, los clientes desvalidos. Las ofertas de vinos en los restaurantes ver-ser-vistos vienen cada día más cortas, cada noche más caras, cada semana más mismas, cada mes más aburridas.

Adonde vaya, corrobore al llegar. Si en la carta de los vinos no están el Casona de Bodegas López, usted "avive el seso y despierte". Pregunte por qué, diga sopermi y váyase a otro restaurante que respete más a sus habitués.

Extracto Revista La Nación · 21 de Marzo de 2010

Por Miguel Brascó

A continuación el periodista y crítico de vinos, Miguel Brascó, nos brinda su opinión acerca de los nuevos catadores profesionales.

Seamos francos, Pepe

Si alguien declara aromas a frutas tropicales, uno debe hacerse el fesa y preguntar olor a qué tienen esos artefactos ecuatoriales.

No deberíamos ser más honestos y precisos en nuestras opiniones sobre los vinos? Ser más honestos en cuanto a que lo declarado sobre ellos coincida, de pe a pa, con las percepciones que su degustación nos suscitaron en el paladar, la nariz y el alma.

En segundo lugar, para recuperar concretamente nuestra autoestima. Tras escuchar durante cierto tiempo la blablablología de los expertise, pocos datos nos provocan tanta desconfianza como los que nos procura y suministra nuestro propio buen gusto. ¿Serán confiables?, titubeamos.

Sobre el tema, en la Argentina, todos estamos iniciando un básico sinceramiento elogiable. Todas las bodegas despabiladas han ido adecuando las opciones que vinifican para el consumo local (10 a 30 pesos) a la certeza final de que, por sus caracteres genéticos hereditarios, nuestro paladar prefiere mayoritariamente los tintos envueltos y amables a los ásperos concentrados parkerianos del negocio exportador. A los cuales, durante los últimos diez años, infructuosamente se intentó acostumbrarnos.

Nos estamos sincerando. Dale, Pepe: enganchate.

Extracto Revista La Nación · 3 de Mayo de 2009

Por Alicia Delgado

Para los amantes de los vinos de guarda, Revista La Nación les recomienda los clásicos de colección de Bodegas López para distinguir sus cavas con partidas limitadas.

Para los que tienen cava propia

Bodegas López ofrece colecciones históricas de etiquetas entrañables

Los que aspiran a poseer una cava con vinos de guarda saben que no se consigue de un día para el otro, y a veces se frustran por no contar con partidas limitadas o privilegiadas para lucirse con wine lovers amigos, además de comprar vinos recomendados de cosechas recientes que necesiten tiempo de botella y guardarlos en las condiciones ya conocidas. Bodegueros decanos han preservado ellos mismos partes de sus cosechas como "vinos de colección". López tiene casi 112 años y la experiencia de preservar botellas manteniendo invariables los estilos de sus vinos. Hoy López ofrece colecciones históricas de Montchenot, Château Vieux y Rincón Famoso, algunas emocionantes. Como la Montchenot, casi completa desde la primera cosecha 1960, hasta la 99, vinos que pasaron 10 años en toneles (y otros tantos en botella los Gran Reserva). La colección Château Vieux comienza con la cosecha 1938, hasta la actual 2001. La Colección Rincón Famoso se compone de cosechas exclusivas, a partir de la cosecha 1966, hasta la 2004.

Extracto de Revista La Nación · 21 de Diciembre de 2008

Por Miguel Brascó

A continuación un extracto del reconocido escritor, humorista, dibujante y enólogo argentino que con su sencillez y poesía de siempre nos brinda sus conocimientos sobre un tema que para los amantes del vino nos resulta apasionante: el añejamiento.

Epifanía de los toneles

Cada tanto conviene encontrarse en Mendoza, con algún gran tonel de roble centenario para reflexionar, a su sombra, sobre la fugacidad de la existencia humana y el encanto de un bouquet con aromas terciarios.

¡Ah, los clásicos tintos tradicionales argentinos de perfil Médoc! Que maduran respirando durante años en aire leve de su propia extrañeza. Se los encuentra en sitios previsibles como Bodegas López, Rutini de Maipú o el Weinert de Luján de Cuyo. Pero también en imprevisibles como Finca La Anita en Agrelo.

En casi todas comparten la nobleza del tonel con una modernidad inox de tanques con camisa de frío higt tech. Esa contigüidad de tanques última generación y toneles de antaño venturoso impacta al visitante. En el caso de López, el equipamiento en frío de una punta a la otra de la empresa, incluso en los camiones que transportan los vinos hasta Buenos Aires. Todo a continuos 15 grados. Una futurología computarizada. Por ese respeto por la tradición y al mismo tiempo la modernidad. López disfruta en la Argentina lo que Vega Sicilia en la actual españa parkeriana: récord de ventas absolutas entre quienes prefieren los vinos tradicionales aterciopelados a los agresivos de impacto New Worl Wine export californiano.

Muchos piensan que el tinto va al tonel buscando un gusto a roble más sabroso; pero la cosa nos es así de simple. El vigor, el color, los aromas y el sabor del tinto están todos en los polifenoles alojados en el hollejo de la uva. Soles bien administrados potencian esos polifenoles con el ímpetu de la fotosíntesis (el primer secreto). Durante la fermentación, los polifenoles dan al mosto lo mejor de sí mismos, coloraturas vivas, fragantes aromas primarios, sabores elementales afrutados. Estas cualidades jóvenes habrán de madurar más tarde en el descanso silencioso y oscuro de la madera.

Lo que busca la madera es redondear las asperezas del vino joven, sosegar sus astringencias y los sobresaltos de su elaboración, microoxigenarlo, dejarlo ahí que reflexione sobre sí mismo, que achique ansiedad, que crezca, que deje atrás la edad del pavo, que evolucione hasta llegar a verdaderamente vino.

Finalmente, los frívolos ímpetus juveniles del vino evolucionan por un proceso también lento de polimerizaciones que tiene lugar en las estibas, cuando las botellas duermen en un sótano. Todo eso, claro, lleva tiempo, paciencia. Lleva a ganar menos plata con mayor esfuerzo. Y eso, macho, sí que no.

Extracto de Anuario Brascó 2007 - 2008 de los Vinos Argentinos · Diciembre 2007

Miguel Brascó: escritor y experto en vinos argentinos, ofrece una guía en donde califica más de 3.000 vinos utilizando una escala entre 50 y 100 puntos. A continuación comentarios del escritor sobre los vinos López publicados en su Anuario.

Año 2007

Federico López Gran Reserva 1996
99 ptos.

En las mejores viñas que Bodegas López tienen dispersas en Mendoza, durante años, sus agrónomos seleccionaron cuarteles óptimos, hileras especiales, plantas de producción virtuosa. De esa paciente selección han obtenido finalmente el blend de racimos con que se vinifican el Cabernet Sauvignon base, y el Merlot corte de este Gran Reserva. Los procedimientos de vinificación son más que impecables, pero ¿cuáles? En Bodega tan low profile y maniáticamente cauta en sus declaraciones, no hay manera de saberlo.

Montchenot 15 Años 1992
99 ptos.

López es una de las pocas, casi la única, bodega que a los vinos de guarda no los saca a la venta con un año o menos de esa guarda, delegando en el cliente el engorro de estibarlos donde sea y añejarlos por su cuenta.
Cuando alguien compra un Montchenot 15 Años le consta que estuvo cuatro de ellos madurando en tonel de roble 10.000 litros, y mínimo diez en estiba de botella a 15 ºC constantes.
Sobre eso no hay tu tía; lo que dice en la contraetiqueta no es macaneo sino la verdad.

Motchenot Tinto 1996
98 ptos.

La fórmula de corta clásica de los grandes assamblages argentinos. Y éste lo es, sin duda. Uno de los muy contados auténticos vinos de guarda locales. El que la bodega pone en venta cada año llega al consumidor con su madurez en tonel y añejamiento en botella ya cumplido.

Montchenot Blanco 2007
95 ptos.

Fragante Chenin Blanc de paladar cítrico levemente relevado.

Chateau Vieux Tinto 1998

92 ptos.
Tradicional tinto argentino a cuya austera base Cabernet de Maipú se suman la elegancia del Pinot Noir y la concitante frivolidad del Merlot dando un assamblage caoba light con
aromas inicialmente morosos y luego cálidos, envolventes. El sereno descanso en toneles de roble antiguo estimula la completa polimerización de sus taninos y polifenoles, así como la evolución de aromas y tonalidades.

Chateau Vieux Blanco 1998
90 ptos.

Varietal blanco Chardonnay, blend de viñedos en Agrelo y Cruz de Piedra muy delicado a la vez que largo de nariz y equilibrado en sus sazones. Siempre bienvenido en la mesa, donde convive mejor con los platos de pescados o mariscos.

Casona López Malbec 2003
95 ptos.

Primera experiencia de vino tinto embotellado varietal por la bodega.
Interesantísimo como experiencia enológica, todo muy Lunlunta pero, por otro lado, medio no te excita demasiado. De una auténtica excelencia, no te queda duda. Pero, bueno, tiene eso. Sugerencia: probarlo acompañando una ceja de ojo de bife grillada simple y corto.

Casona López Cabernet 2002
92 ptos.

Tomar un Cabernet él mismo y puro solo es una experiencia ardua. Este Cabernet tan Cabernet te mira fijo, se te instala en la boca, y uno arruga. La virtud, pero también el problema de estos Casona es el cine por ciento.

Casona López Merlot 2003
95 ptos.

A Carlos López hijo, el joven vástago más viejo de la cuarta generación López – y responsable final de las vinificaciones en bodega – casi le preguntaría, pero no me atrevo. De haberme atrevido, la pregunta hubiese sido por qué no agregarle a este Merlot un diez de Cabernet. Un día de estos por ahí me animo. ¿Por qué no? Voy y se lo pregunto.

Casona López Syrah 2004
92 ptos.

Flor de Syrah, éste de Maipú. Y embotellado puro-puro, sin laderos. Al tomarlo por el placer mismo de tomarlo, uno se reencuentra con el Syrah nuestro antiguo, antes del fashion mega sangría, cuando no había astringencia alguna al cuete sino sensualidades voluptuosas.

Casona López Chardonnay 2006
92 ptos.

Bien extra-brut, que lo hace particularmente adecuado para acompañar ostras y otras delicatessen crudas de la mar océano.

Casona López Semillón 2006
90 ptos.

Último varietal incorporado a la línea. Semillón de una densidad aromática que la RR.PP hotelierè Cecilia Nigro calificó de “excitante irrebatible”.

Rincón Famoso Tinto 2003
85 ptos.

Rincón Famoso es una marca insignia de Bodegas López. No por más o menos excelente, exitosa o cautivante que las restantes del portfolio, sino por su ubicación justa estratégica central en la franja de precios.

Hace varios meses, Emilio Garip lo sacó de la oferta vinos de su restaurante Oviedo. “Si está el Rincón, la gente pide Rincón”, explicó. “Y entonces rotan menos las restantes opciones de la carta”.

Rincón Famoso Rosado 2007
85 ptos.

Aparte de sus tonalidades blush muy cancheras, es uno de los rosé festivos más cancheros del mercado.

Xero Malbec 2004
85 ptos.

Opción teenager rubí light brillante, con aromas impactantes.
No hay madera aquí, raro. Pero tampoco se embotella
demasiado joven, apenas estabilizado: descansa su buen tiempo en inox, lo que le da ese no sé qué.

  • Diario Ambito Financiero, 7 de Septiembre de 2007

Diario Ambito Financiero · viernes 7 de Septiembre 2007

Espumante

Bodegas López lanzó al mercado un nuevo champagne López Brut, que acompaña a la ya tradicional López Extra Brut. De esta manera la línea completa de los champagnes de López queda conformada por: Montchenot Brut Nature, Montchenot Nature, Montchenot Extra Brut, López Extra Brut, López Brut, Mont Reims Brut y Mont Reims Demi Sec.

Extracto de Revista El Conocedor · Número 40 · Junio/Julio 2007

Por Miguel Brascó

Memoirs

Codos en la mesa

  • Revista El Conocedor N-40 Junio/Julio2007

Tras larga crianza en tonel de 12.000 litros y moroso añejamiento en estiba, Bodegas López acaba de lanzar el vino tope de su actual portfolio. Assemblage perfil Burdeos, de base Cabernet Sauvignon y corte Merlot, ambos single vineyard de La Marthita, antigua (1940) viña en Cruz de Piedra. Un terroir clave para grandes tintos Cabernet como éste, de perfiles intensos y complejos pero paladar envuelto y aterciopelado súper bebible. Es el 1996 Federico López, así llamado en homenaje al patriarca (1898-1994) fundador virtual de la actual bodega. Cuyos recuerdos merodean una y otra vez por mis memoirs.

“Codos en la mesa, nunca”, dijo el señor elegantón a mi izquierda. Ambos estábamos formal dress, jetra oscuro, en una comida del Epicure, el club gourmet de Alex Shaw, por entonces el más exclusivo y codiciado de Buenos Aires.

Este total anciano (merodeaba los sesenta) para quien como yo recién iba entonces por los treinta, puso cada mano a los costados de su plato y dijo: siempre. Después las avanzó un poquito, apoyó mitad del antebrazo, y murmuró: a veces. Por último plantó los codos en la mesa y repitió clarito: nunca.
“Son buenos modales, dirá usted, que ya nadie observa”, dijo. “Pero mire aquí la gente a nuestro alrededor”. Yo miré.

Banquete impecable, mesa imperial de veintipico comensales, en salón high-class del primer piso, Plaza Hotel. Mantel níveo, copas altas, porcelanas francesas, centros de cristal con rosas rojas aterciopeladas. Uno de cada cuatro comensales tenía clavados los codos en la mesa.

“Culpa de los codos, el cuerpo se inclina hacia adelante, los hombros suben, la cabeza se hunde” dijo. “Muy poco elegante ¿Para eso usan la camisa de seda, la corbata de Paris? Sólo con poner las manos sobre la mesa, la espalda se endereza, los hombros bajan, la cabeza se levanta, todo el aspecto cambia.”

Simple lección. Yo estaba allí invitado por mis crónicas sobre la buena vida en la revista Claudia y un ángel protector me hizo sentar junto a aquél magíster de matices. Un episodio que nunca olvidaré.

“A qué se dedica usted?” pregunté.
“Hago vinos”, contestó. “Soy Federico López de Bodegas López”. Chau.

Esto ocurrió en el otoño de 1963 y tras el privilegio de ser incorporado como miembro regular del grupo, ese sabio del vivir como se debe me adoptó o padeció como discípulo. Yo me sentaba cerca, y él me bajaba línea sobre el know-how de cada sutileza, desde las hiperestesias del Pinot Noir hasta los aromas del asado cuando se usa brasa con sarmientos de la vid. Así me vinculé con la segunda generación de bodegueros López, que hoy ya merodea por la cuarta.

Los López son señoritos cajetillas malagueños con ancestros viñateros, enologistas y vinicultores. Que en 1886 se instalaron en América por fatiga ante catástrofes naturales (terremotos, fiebres de cólera, filoxera) y fastidio ante los antagonismos, burocracias y malas ondas de un fin de siglo decadente para España.

El capitán de ese traslado, José Gregorio López Rivas, el primer estirpe López americano, no tenía treinta años (1898) cuando implantó las viñas iniciales e inició la construcción de su bodega en Mendoza, comarca de Maipú, terroir de Gutiérrez. Una década más tarde ya competía con Giol, Gargantini, Rutini y demás pioneros, en el mercado de los tintos nuestros de cada día. Con El Vasquito, un honesto vino de la viña, hecho con lo mejor y más abundante de cada vendimia. Ganó prestigio, pelechó y en 1907 vendía regularmente sus bordalesas en Buenos Aires, con una producción de vin de table de casi 2.000.000 de litros cada año. Su hijo Federico, de doce años, husmeaba ya en la bodega los anhídridos de los bazuqueos.

Federico López es la segunda generación. Cuando a su debido tiempo asume el liderazgo, refunda literalmente la bodega. Amplía los vidueños con cuantiosas hectáreas de espaldero en terruños ajenos a Gutiérrez, hace gran acopio de toneles franceses de 5000/20.000 litros, inicia la producción de vinos finos (El Prestigio de Cuyo, 1927; Chateau Vieux, 1934; Rincón Famoso, 1938; Montchenot, 1960), crea una gran planta para añejamientos (1928), funda el Centro Bodeguero (1934), entra a tallar fuerte en el establishment bancario (Director del Banco Central, vicepresidente del Hipotecario, director del Shaw) y aún le queda tiempo para frecuentar el Epicure y adiestrar a un periodista bisoño sobre el tema codos en la mesa. A su fallecimiento, 1994, la tercera generación asume los controles con su hijo Carlos Alberto, activo en la bodega ya desde 1958.

Carlos introdujo renovaciones estate-of-the-art en los equipamientos, la técnica total del frío, los tanques de acero alternando con los toneles antiguos impecables, las embotelladoras vertiginosas, una línea dernier cri de varietales Casona López; y otra Xero de perfiles extractivos a la moda, sin modificar en caso alguno su producción mayoritaria de clásicos López argentinos

Sobre cuya aceptación por el consumo nacional mayoritario ya es hábito de bobetas prejuiciosos plantear sentencias terminales de no-van-más. Por oxidados, superados, evolucionados, condenados, olvidados. Cuando las realidades y guarismos del mercado evidencian exactamente lo contrario. En los últimos tres años la bodega aumentó su capacidad de estiba de treinta millones a cuarenta millones litros. Y en cada franja local de precios tiene una marca nítidamente posicionada como líder en las ventas.

  • Susana gimenez

Extracto de Diario Local · Junio 2007

Ahí estaba Susana Giménez, días atrás, posando para unas fotos en el Palacio Duhau Park Hyatt Buenos Aires. Enófila como es, pidió un buen vino para acompañar la sesión fotográfica. Enseguida el sommelier del hotel le alcanzó un Chateau Montchenot lacrado cosecha 1985. A la primera copa, Giménez se dio cuenta de que era un vino justo para ella. Y pidió comprar algunas cajas. "Vaya con él, por favor, y arregle para venir a buscarlas", le pidió a su chofer, señalándole al sommelier. Mientras, Roberto Pettinato y su novia, Karina El Azem, salían del spa, con actitud de renovados.

Extracto de Revista Bacanal · Mayo 2007

Por Gustavo Choren

The Wine Investor

Wine Investor representa a una sección histórica en la revista, y la acompaña desde el primer día. Se trata de una mirada contemporánea sobre el mercado del vino, a modo de útil guía de compras, diseñada para un consumidor que se enfrenta, en góndolas y vinotecas a cientos de etiquetas distintas. Desde éste número, Wine Investor presenta la información agrupada según diversos esquemas de modo que la información sea más dinámica y responda a las necesidades imperantes de los nuevos consumidores. Vinos destacados, relaciones precio calidad, espumantes, vinos de guarda y otras categorías conviviendo con pastillas informativas sobre el mundo de las inversiones, los spirits y los habanos. Wine Investor, tu guía en Bacanal.

Los últimos diez recomendados en Bacanal

  • Bodegas L贸pez - Revista Bacanal Mayo 2007

Extracto de Revista Bacanal · Mayo 2007

Por Gustavo Choren

Zoom Vinos

Los recomendados de BACANAL

No cede el dinamismo del Mercado Argentino de vinos. Nuevos productos se suman a la oferta tradicional en forma periódica, haciendo necesario un buen conocimiento de las variadas alternativas existentes de acuerdo con las distintas relaciones entre calidades y precios. Como de costumbre, BACANAL seleccionó 14 vinos Argentinos, separados en diferentes segmentos adaptables a todos los presupuestos

Federico López

Blend
1996
Precio. $120.-

Nacido en homenaje a quien fuera presidente de la bodega y protagonista de la industria durante décadas, el Federico López se mantiene fiel al estilo de la firma. Compuesto por Cabernet Sauvignon y Merlot procedentes de finca La Marthita, en Maipú, es vinificado según el método clásico y añejado en toneles de roble francés. Casi no hace falta agregar que se trata de un tinto color rubí con visos ladrillo, ni que su paladar es absolutamente sereno, aterciopelado y elegante. Por todo ello, resulta altamente recomendable para combinar con pastas al tomate, arroces tipo risotto, y con todas las carnes rojas de parrilla (asado, vacío, matambre, lomo), así como también embutidos y achuras.

Extracto de Diario El Cronista · 23 de Marzo 2007

Federico; un López de estilo muy particular

  • Federico L贸pez Gran Reserva

Generalmente los nuevos vinos que salen al mercado buscan encasillarse dentro del estilo moderno y export que domina estos días. Afortunadamente no es así en el caso de la ya centenaria Bodega López, una institución de la vitivinicultura en Mendoza, que sigue respetando el tradicional estilo que tanto éxito le ha dado. En homenaje a Don Federico López, hijo del fundador de la bodega, José López Rivas, acaba de presentarse el flamante Federico López cosecha 1996.

El Federico López seduce desde su color teja que denota los años; en la nariz es elegante, suelto, con los aromas de la crianza que le aportan gran parte de su identidad. En boca ostenta muy buena fruta y personalidad; es redondo y sedoso, y sus taninos ya están domados y son dulces, como es el estilo de la bodega.

Se presenta en estuche de madera de dos o seis botellas de 750 ml, o en estuche con botella mágnum y copas.

Extracto de Revista Hotelería & Gastronomía · Número 8 · Marzo 2007

López, una fija

La gran familia L ópez está orgullosa. Los hijos, nietos y bisnietos de Don Federico López, hijo del fundador de la Bodega, José López Rivas, homenajearon con un vino de corte a la altura del emblemático pariente.

Porque fue Federico López quien (tras sumarse a la actividad bodeguera de su padre, hacia 1922) da inicio a una etapa fundamental, en la cual genera la creación de un estilo propio de vinos de calidad, que trascendió en el tiempo.

Su inconfundible marca de origen son los enormes toneles de roble francés, con las asombrosas capacidades de 5 mil a 20 mil litros, a la vieja usanza.

Muchos paladares son fieles a las texturas y aromas típicos de esta guarda que mantiene viva la tradición de vinos tranquilos, largamente reposados.

El Federico López Tinto Gran Reserva 1996 es un corte de las mejores uvas Cabernet y Merlot de las fincas que la bodega tiene en Maipú. Evolucionó durante 6 años en estos toneles antes de ser embotellado, por eso se recomienda abrirlo una hora antes, y decantarlo antes de servirlo en la copa.

Se presenta en estuche de madera de dos o seis botellas de 750ml, o en estuche con botella mágnum y copas.

Extracto de Diario Ambito Financiero · 1 de diciembre 2006

Galardón

La Cámara Argentina de Vinotecas y Afines entregó su Premio a la Trayectoria a Empresas a Bodegas López. El galardón distingue a las firmas que a través de los años demuestran ser ejemplo de continuidad y permanencia en el mercado vitivinícola argentino.

Revista Cuisine & Vins · Número 262 · Noviembre 2006

  • Bodegas L贸pez - Publicidad Revista Cuisine & Vins

Extracto de Revista El Vino & su Industria · Número 49 ·Septiembre 2006

Etiquetas con Historia

  • Bodegas L贸pez - Revista El Vino y su Industria N-49
  • Bodegas L贸pez - Revista El Vino y su Industria N-49
  • Bodegas L贸pez - Revista El Vino y su Industria N-49

La importancia que han tomado en la actualidad las características visuales de un vino es relevante. Casi la mayoría de los consumidores se deja llevar por la primera impresión que a primera vista generan las etiquetas, creando un motor de marketing para su comercialización.

La llegada de la Etiqueta

Por muchos siglos la palabra etiqueta fue destinada a indicar no sólo un ceremonial de corte en España, sino también en Francia y en Italia. “Estar a la etiqueta” significó sencillamente atenerse a las reglas de un comportamiento aristocrático. Sólo mucho después la palabra se usó para designar a la etiqueta que se adhiere a un recipiente.

En las primeras décadas del 1800, al multiplicarse la cantidad de productos comercializados aumenta el número de las etiquetas en el mercado y el gusto figurativo se suma, sin reemplazarlo, al decorativo; se incorporan así no sólo frisos tipográficos sino también figuras y vistas de paisajes.

Etiquetas de vinos

El orden jurídico, entrado en vigencia en los años ´50, impuso a las casas productoras escritos adicionales que indican la fecha de la vendimia, la cantidad y la graduación del contenido, la denominación del productor y el lugar de origen. De algún modo la etiqueta se convierte así en un documento. Se entiende que tiene que certificar algo y resultar al mismo tiempo cautivadora y agradable.

Evolución de la etiqueta de Chateau Vieux a través del tiempo, de Bodegas López.

Extracto de Revista El Conocedor · Número 35 · Agosto/Septiembre 2006

Tinto de Brascó

Es el 2003 Corte 279, de base Syrah (70%) y corte de Merlot elaborado en Bodegas López con racimos de la finca La Marthita.

A pedido especial de la bodega, el blend fue diseñado por Miguel Brascó, un conocido defensor de esos tintos sensuales y versátiles en la mesa que dan las cepas Syrah de la comarca mendocina. “Vinificadas con esa sagacidad antípoda a la concentración edulcorada de los australianos que distingue a los Syrah nada Chiraz de los argentinos. Expresiones más atentas a la Côte du Rhône francesa que a los Coonawarra estilo Parker, o sea sin fenoles artificiosos concentrados por sangría, y su áspera astringencia consecuente disimulada por el azúcar residual. El Syrah base (70%) de Maipú, 2003, fue macerado en acero inoxidable, y luego fermentado según las pautas clásicas tradicionales.

Las liturgias del corte fueron a la vez inspiradas y precisas, bajo estricto control profesional, optando Brascó por una asociación con amable Merlot (30%) también del Alto Valle del río Mendoza. Luego, el blend maduró dos años largos en las genuinas y serenas microoxigenaciones de un tonel francés de roble grande, centenario, cepillado a nuevo en la bodega. Un posterior descanso en estiba de botellas posibilitó la formación de aromas y sabores terciarios, tan sutiles y complejos como inhabituales en los expeditivos tintos New World de nuestro tiempo. Antes del servicio Brascó considera clave airearlo en el decanter. Para que despierte tras tres años de largo y quieto descanso, primero en el tonel y después en la botella.

Extracto de Revista Bacanal · Número 19 · Mayo 2006

Por Gustavo Choren

Viejo y querido Semillón

A pesar de su indiscutible nobleza, la uva semillón no encuentra todavía un consenso amplio entre los productores y consumidores argentinos. Mucho tiene que ver en ello su historia, donde se conjuga una enorme superficie de plantación a principios del siglo XX con la imagen de vino blanco barato y dulzón. Hoy, no obstante, parece estar encaminándose lentamente hacia la recuperación de las glorias perdidas.

El Semillón es capaz de producir vinos que tienen prácticamente todas las virtudes posibles en un blanco: frescura, potencia, carnosidad, elegancia y una envidiable capacidad de añejamiento. Si a ello le sumamos sus innatas condiciones para cimentar el sabor envolvente de excelentes vinos dulces de cosecha tardía, el abanico de bondades se completa. Pero, lógicamente por algo no tiene la fama del Chardonnay o del Sauvignon Blanc. A diferencia de éstos, el Semillón no es un cepaje plástico y sólo se adapta bien en regiones dotadas de un clima muy especial. Tal inconveniente, en gran medida, es el que le impidió tener una mayor difusión global.

Lamentablemente, entre los años 1930 y 1970, su nombre se generalizó como sinónimo de vino de cantinas y fondas, barato, oscuro, pesado y dulzón. Un breve análisis de la época permite afirmar que muchos de esos vinos estaban hechos efectivamente, con el cepaje Semillón.

Marcelo Buttini, director de Bodegas López, agrega un dato histórico respecto de su mala fama: “esos vinos blancos muy oxidados se servían en los bares y pizzerías que no tenían el nivel actual, siempre en vasos de vidrio lupa, gruesos y gastados, afirma.

En Mendoza, López es una de las pocas bodegas que apostó al Semillón como varietal ciento por ciento, aunque la firma tiene una dilatada experiencia con el cepaje y lo que viene utilizando desde hace años en algunos de sus vinos blancos tradicionales. Es la uva predominante, por ejemplo, del López blanco y participa en menor proporción en el Rincón Famoso del mismo color. También aporta su fresca pero intensa estructura en varios vinos espumantes de la casa, como los Montchenot Nature y Extra Brut.

  • Facebook
  • youtube
  • tripadvisor
  • instagram

Fundada en 1898 - Mendoza - Argentina